¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

11°
23 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Que no haya paro, el anhelo de muchos padres

Lunes, 02 de marzo de 2015 00:30
Felipe se prepara para su primer día de clases con su mamá Florencia. Juan Barthe. 
Se llama Felipe, pero todos le dicen Pipe. En pocos días comienza el jardín y ya tiene todo listo. El uniforme, la mochila y los útiles, aunque todavía no tiene muchas ganas de ir a la escuela. Su mamá ya preparó todo con la expectativa de que sea un gran año para su hijo, en el nivel inicial. Hoy comienzan las clases los alumnos del nivel primario y secundario y, El Tribuno, dialogó con padres y alumnos sobre los anhelos frente al comienzo del ciclo lectivo 2015.
"Tengo dos hijos en la escuela primaria y como padres estamos contentos de que empiecen las clases, pero tenemos el temor de que haya paros, como el año pasado y que los chicos pierdan muchos días de clases. La verdad es que en esta escuela los sueldos son paupérrimos y los docentes no han logrado mejorar su situación", dijo Mario Rizzi. Contó que sus hijos asisten a una escuela pública porque su salario no le permite pagar la cuota de un privado. "La educación pública debiera ser excelente, pero a los maestros no les pagan bien", resaltó el hombre.
María Echeñique, otra mamá, comentó que para ella y su familia es una alegría el inicio de un nuevo año escolar porque su hija comienza séptimo y eso les genera gran expectativa, pero la preocupa el estado del edificio de la escuela María del Rosario de San Nicolás, en el que estudia la adolescente. "Estamos muy contentos porque nuestra hija, Agustina, comienza mañana el séptimo grado, pero nos preocupa que el colegio está prácticamente abandonado, lleno de yuyos, yo creo que los chicos no pueden estudiar en esas condiciones", dijo la mujer.
Fabiana Arancibia, una joven que está por terminar sus estudios secundarios en el colegio Niño Jesús de Praga, dijo que la entusiasma este nuevo inicio porque significa la culminación de una etapa de su vida.
Otros testimonios coincidían en el anhelo de que las clases se desarrollen con normalidad y sin huelgas.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Se llama Felipe, pero todos le dicen Pipe. En pocos días comienza el jardín y ya tiene todo listo. El uniforme, la mochila y los útiles, aunque todavía no tiene muchas ganas de ir a la escuela. Su mamá ya preparó todo con la expectativa de que sea un gran año para su hijo, en el nivel inicial. Hoy comienzan las clases los alumnos del nivel primario y secundario y, El Tribuno, dialogó con padres y alumnos sobre los anhelos frente al comienzo del ciclo lectivo 2015.
"Tengo dos hijos en la escuela primaria y como padres estamos contentos de que empiecen las clases, pero tenemos el temor de que haya paros, como el año pasado y que los chicos pierdan muchos días de clases. La verdad es que en esta escuela los sueldos son paupérrimos y los docentes no han logrado mejorar su situación", dijo Mario Rizzi. Contó que sus hijos asisten a una escuela pública porque su salario no le permite pagar la cuota de un privado. "La educación pública debiera ser excelente, pero a los maestros no les pagan bien", resaltó el hombre.
María Echeñique, otra mamá, comentó que para ella y su familia es una alegría el inicio de un nuevo año escolar porque su hija comienza séptimo y eso les genera gran expectativa, pero la preocupa el estado del edificio de la escuela María del Rosario de San Nicolás, en el que estudia la adolescente. "Estamos muy contentos porque nuestra hija, Agustina, comienza mañana el séptimo grado, pero nos preocupa que el colegio está prácticamente abandonado, lleno de yuyos, yo creo que los chicos no pueden estudiar en esas condiciones", dijo la mujer.
Fabiana Arancibia, una joven que está por terminar sus estudios secundarios en el colegio Niño Jesús de Praga, dijo que la entusiasma este nuevo inicio porque significa la culminación de una etapa de su vida.
Otros testimonios coincidían en el anhelo de que las clases se desarrollen con normalidad y sin huelgas.
PUBLICIDAD