¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Denuncian represión y homofobia policial

Un festival cultural en Maipú al 1.400 terminó en un verdadero desastre el sábado. La Policía adujo que actuó porque una menor de edad quedó en coma etílico.
Martes, 24 de septiembre de 2019 01:28

Un festival plural organizado por el Centro Cultural Pata Pila que tenía como artista principal a Sara Hebe, la rapera argentina que le puso música a la serie "El Marginal", terminó en un verdadero desastre el sábado por la noche.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un festival plural organizado por el Centro Cultural Pata Pila que tenía como artista principal a Sara Hebe, la rapera argentina que le puso música a la serie "El Marginal", terminó en un verdadero desastre el sábado por la noche.

La presentación musical tuvo que cortarse abruptamente por orden policial y el público se desconcentró del lugar donde se hacía la fiesta, en el barrio 20 de Febrero (afuera de la sede de Pata Pila). Una hora después, los organizadores se enteraron de que la Policía detuvo a jóvenes que salían del evento y los trasladó a la subcomisaría Lola Mora y luego en la Alcaidía. Además, hubo represión y hasta denuncias de torturas.

Desde la entidad se repudió públicamente el hecho y analizan presentar en las próximas horas las denuncias formales ante la Fiscalía Penal en Derechos Humanos y los ministerios de Seguridad y de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos contra los responsables del operativo policial.

Agustín Pérez Marchetta, uno de los organizadores del festival "A Mover", le contó a El Tribuno cómo la Policía los obligó mediante "amenazas de reprimir" a terminar quince minutos antes de la medianoche con la fiesta de la primavera, que también se había convocado para apoyar la candidatura de Pía Ceballos a diputada provincial.

"Todo pasó a cuadras del Centro. Hasta ahora sabemos de seis personas que fueron detenidas. Unos chicos estaban filmando y por eso se los llevaron también, les quitaron el celular y les borraron los videos. Otra persona se refugió en una casa particular, pero la Policía entró a la vivienda sin orden judicial y se la llevaron a la fuerza. A dos chicos les cortaron el pelo, con insultos homofóbicos y violencia física", relató Pérez Marchetta.

Precisó que eran jóvenes que asistieron al evento y no son parte de la organización. Contó que con algunos pudo hablar pero que "están con mucho miedo".

Para el referente, hubo homofobia. "Este era un festival tolerante, plural y se apoyaba en un montón de disidencias sexuales. Hubo performance de compañeres trans arriba del escenario y como que se ensañaron desde ahí", manifestó.

Por su parte, el abogado José Lazarte, señaló que "se está trabajando con absoluta reserva, criterio y cuidado de las personas víctimas que sufrieron la violencia institucional, de una forma sistemática que ya vine realizando la Policía de Salta".

Detalló que entre las víctimas hay gente que había llegado de otras provincias y países, por ejemplo, una persona de Brasil, otra de Buenos Aires y Rosario.

El área de prensa de la Policía difundió en su parte oficial que efectivos del sector 5 hicieron cesar un festival con más de 400 concurrentes por ingesta de alcohol en la vía pública, en calle Maipú al 1400. También, que clausuraron el local comercial luego de que se registrara el ingreso de una menor de edad en coma etílico al Hospital Público Materno Infantil .

Al respecto, Lazarte manifestó: "Desconozco si la chica fue al recital. Al margen de que sea cierto o no, usar a una menor de edad como justificando la violencia para sacarse responsabilidad es un acto canalla de parte del Gobierno. Acá lo que está en foco es el obrar malicioso, ilegal, maltratador y abusador y cómo se llevó a cabo un operativo que no tenía ningún tipo de fundamento. Esto se debe investigar, no puede quedar impune".

Ayer, al mediodía, el ministro Marcelo López Arias se reunió con jóvenes afectados y referentes del Centro Cultural Pata Pila e informó que también tomó contacto con su par de Seguridad, Carlos Oliver, con quien actúa en conjunto. El funcionario provincial indicó que se realizará una investigación y que, si se confirman excesos por parte de los policías que actuaron en el operativo, serán sancionados.

"No debemos dejar pasar este tipo de hechos. Nos importa que ustedes hagan la denuncia", indicó el ministro de Gobierno durante el encuentro, en el que también estuvo presente el director de Asistencia Integral a Víctimas de Delitos, Pablo Genovese, quien acompaña los trámites ante la Fiscalía de Derechos Humanos. Diferentes sectores repudiaron lo sucedido.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD