Dos motochorros junto a una decena de sus vecinos atacaron a tres policías del 911 cuando intentaban detener a los malvivientes, quienes minutos antes le habían arrebatado la cartera a una señora.

En el ataque masivo, un oficial, Esteban Rodríguez (33), cayó al piso y uno de los motochorros le partió un bloque de cemento en la cara, provocándole serias heridas y múltiples fracturas. Los hechos ocurrieron el jueves a las 20, en el barrio Alta Tensión.

El oficial Rodríguez, habló con El Tribuno sobre lo sucedido: “Pertenezco al grupo que trabaja en el Operativo Saturación, que está destinado a patrullar por la zona de los barrios periféricos, donde operan mayormente las bandas de motochorros. Recibimos un alerta. Una mujer llamó al 911, diciendo haber sido víctima de un arrebato por dos sujetos que circulaban en una motocicleta enduro azul, en la calle San Juan al 1200. Nosotros estábamos patrullando por la avenida Usandivaras. Por las descripciones, identificamos al ladrón, Emanuel “Pelotín“ Lagos (19), de frondoso prontuario. Comenzamos a rastrillar la zona; éramos tres efectivos en dos motocicletas. De repente los vimos aparecer por la avenida principal de Alta Tensión, donde vive Pelotín. Cuando nos vieron, ellos salieron huyendo a toda velocidad, se metieron por un pasaje y entraron en una casa. Los seguimos y cuando llegamos a la vivienda, salió Pelotín con un menor de 17 y un grupo de más de 12 personas, entre hombres y mujeres, que comenzaron a agredirnos. En un momento me tumbaron y comenzaron a patearme. Entonces, Pelotín Lagos agarró un bloque de cemento y me lo tiró en la cara, la única parte que tenemos desprotegida”, contó. Hablando con dificultad, el oficial Rodríguez continuó:“Me levanté como pude y al ver que la situación estaba desbordada hice varios tiros al aire, con un arma con perdigones de goma, mientras pedíamos refuerzos. A pesar de la resistencia, los dos delincuentes quedaron detenidos, pero yo tengo el tabique nasal y el pómulo derecho, fracturados. Además, me hicieron puntos en la cara y me tienen que operar para reconstruirme la nariz”.

Su esposa Guadalupe, quien lo acompaña en la clínica agregó: “Tiene los dientes sueltos, es la tercera vez que sufre un accidente así. Estoy preocupada, no sabemos cuánto va a tardar en recuperarse.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...