Romina estuvo detenida 9 años en un penal de Jujuy, donde terminó sus estudios secundarios e inició la carrera de Guía Turístic a.

En sus primeras horas de libertad, Romina Tejerina, la jujeña que quedó en libertad condicional al cumplir dos tercios de su condena de 14 años por darle muerte a su hija recién nacida, la pasó muy mal en San Salvador. Tejerina, mientras se desplazaba por diferentes lugares de la capital jujeña, fue reconocida por varias personas y recibió insultos, lo que le provocó una crisis nerviosa. “Quiero volver a la cárcel ya mismo”, dijo alterada Tejerina en medio de una discusión con su abogado.

Según argumentó el juez en la causa, para la liberación de la joven se tuvo en cuenta “un informe positivo y buena conducta”, pero además -según su abogado- fueron fundamentales “las injusticias que se cometieron” en el caso de la joven jujeña, quien había quedado embarazada y denunció haber sido víctima de violencia y abuso sexual. La violación nunca fue probada por la Justicia.

“Desde el minuto en que salió fue tal el acoso mediático y la denigración verbal que sufrió por parte de la gente que la sigue tildando de asesina, que lo que iba a ser un tranquilo asado familiar por su cumpleaños se transformó en algo dramático”, contó mas adelante el abogado Segundo Soria, al diario La Nación.

“La asediaron, la maltrataron, le removieron hechos que ella hoy quiere olvidar y ahora está totalmente quebrada, medicada y con asistencia psicológica. No está en condiciones de hablar con nadie”, indicó el abogado, que confió que ahora Tejerina se encuentra “cuidada y sedada en algún lugar de la provincia”, el cual no quiso especificar para que la joven gane en tranquilidad.

x

x

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...