El flamante entrenador de Gimnasia y Tiro atendió a El Tribuno hace instantes en Santiago del Estero, en medio de las mudanzas y antes de subirse al móvil que lo trasladará a Salta (esta tarde a las 17 está prevista su asunción en el Gigante del Norte).

En diálogo telefónico con este matutino antes de asumir oficialmente, y luego de desvincularse de Central Córdoba, el nuevo DT del millonario le tiró "flores" a su antecesor, Víctor Riggio; reconoció el momento futbolístico complicado en el cual llega al albo y se refirió al plantel que empezará a conducir, entre otras cuestiones.

"Llego para reemplazar a un amigo que hizo un gran trabajo en Gimnasia, a eso no quiero dejar de rescatarlo. Es una gran alegría volver al club. Pero es un desafío, y mucho más en este momento. El plantel en estos momentos necesita de un respaldo anímico que es fundamental. No es un momento fácil, yo siempre llego a Gimnasia en los momentos difíciles", advirtió el entrenador, para luego ahondar sobre su nuevo plantel, con el que empezará a trabajar esta misma tarde.

"Gimnasia tiene un buen equipo y hay un muy buen material como para pelear bien arriba. Veremos cómo es el contacto con los jugadores. A algunos de ellos los conozco, a otros no. Ya no veo las horas de encontrarme con ellos y levantarles el ánimo. Estoy con todas las ganas de dar lo mejor de mí. Quiero mucho al club y haré todo lo posible para que esto mejore, para que estemos peleando arriba. El campeonato es muy parejo, Guaraní parecía ser el candidato, pero perdió con Tiro Federal", se despachó Ragusa, dando a entender que no hay grandes cucos en la zona y que luchar para meterse en la zona de clasificación será posible para este nuevo Gimnasia.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...