El informe del Gobierno nacional sobre el accidente no se hizo esperar. El ministro de Transporte, Florencio Randazzo, señaló ayer tarde que la formación siniestrada en Once había sido sometida a una “revisión integral” el pasado martes y confirmó que el maquinista intentó secuestrar el video de la cámara de seguridad en su mochila, por lo que no descartó que se haya tratado de un “sabotaje”.

“Respecto del sabotaje no descarto nada”, sostuvo Randazzo en conferencia de prensa en la Casa Rosada, aunque remarcó que “será la Justicia la que deba establecer responsabilidades”.

Los pormenores

El ministro informó además que el registro de GPS instalado en la formación reveló que la formación “realizó todas las paradas correspondientes con total normalidad sin registrar ningún inconveniente”, pero que recorrió los últimos 900 metros con exceso de velocidad, antes de ingresar al anden para estrellarse con el paragolpes “que estaban reparados y absorbieron el impacto evitando el acaballamiento”.

“A 900 metros (de la estación), donde la velocidad promedio es de 37 kilómetros por hora, la formación pasó a 48 kilómetros por hora. A 600 metros, donde la velocidad promedio es de 35,5 kilómetros por hora pasó a 50. A 300 metros donde el promedio es de 25 kilómetros por hora pasó a 36 y dentro del andén, donde debe ingresar a 12 kilómetros por hora, lo hizo a 22”, apuntó.

Randazzo señaló además que antes de tomar el servicio el maquinista “había sido sometido a control de alcoholemia y dio negativo”, pero que “el motorman nunca se comunicó con la torre de control indicando fallas” antes del accidente.

Defensa a Cristina

“Nadie va a torcer la voluntad de la Presidenta y de este ministro no solo para conocer la verdad sino para seguir transformando este servicio”, destacó.

El ministro, que estuvo reunido con su equipo de trabajo desde el accidente, señaló que se trata de “un hecho que vuelve a entristecer a los argentinos”, pero pidió “prudencia y responsabilidad” y agregó: “Confiamos en el esclarecimiento por parte de la Justicia”.

Randazzo ratificó la cifra de 80 heridos, de los cuales “solo ocho quedaron en observación y ninguno de gravedad”.

De todos modos, los últimos informes médicos informaron ayer a la tarde que los pacientes podían ser dado de alta en cualquier momento.

El maquinista permanece detenido

El motorman del tren siniestrado ayer en la estación Once fue ""detenido e incomunicado'' en el hospital Ramos Mejía, informaron fuentes judiciales.

La medida fue dispuesta por el juez federal, Ariel Lijo, luego de que el maquinista fuera trasladado con heridas al hospital Ramos Mejía, del barrio porteño de Balvanera, donde se encuentra alojado por las heridas sufridas en el accidente.

En el mismo sentido se expresó ayer el ministro de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro, quien aseguró que el conductor de la formación se encuentra con ""consigna policial''. Además, el magistrado ordenó el secuestro de las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la estación Once de la línea Sarmiento.

Breve cronología fatal

La tragedia se repite y los hechos lo confirman: en poco más de tres años, entre 2011 y 2013, ocurrieron en las vías del tren Sarmiento, en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, cuatro accidentes, con mayor o menor número de víctimas, pero con un mismo denominador común, la desidia y falta de inversión.

El primero de ellos tuvo lugar en el paso nivel de la calle Artigas, en Flores, cuando pasadas las 6 de la mañana del 13 de septiembre de 2011 un colectivo cruzó con las barreras semibajas y fue embestido por una formación de la línea Sarmiento que llegaba a la estación de ese barrio porteño, a la par que otro tren en sentido contrario también lo chocó. Por el accidente, hubo 200 heridos y una de las once víctimas fue el chofer de la línea 92. Tan solo cinco meses después, el 22 de febrero de 2012, la tragedia ferroviaria más grave de la historia argentina significó la muerte de 51 personas y más de 703 heridos. También en Once. También en el Sarmiento.

Cristina no fue informada

La presidenta Cristina Kirchner no había sido informada ayer del nuevo accidente ferroviario en la estación de Once, indicó el ministro de Transporte, Florencio Randazzo.

El funcionario señaló que no se comunicó con la presidenta Cristina Kirchner luego del choque, porque la primera mandataria argentina se encuentra “en reposo estricto” ordenado por los médicos.

Ninguna hipótesis

Edgardo Reynoso, delegado de la línea Sarmiento y uno de los primeros en llegar al lugar del accidente, dijo que “es todo muy prematuro y no quisiera desarrollar hipótesis y aventar ningún tipo de polémica”, al ser consultado ayer por la mañana por la prensa sobre el accidente ocurrido con la formación conocida como chapa 5, que impactó contra los paragolpes del andén 2 y dejó decenas de heridos.

"No se robó el disco”

El delegado de la línea Sarmiento, Rubén Sobrero, defendió al motorman de la formación que ayer chocó y pidió la renuncia del ministro Florencio Randazzo. “La mentira hasta acá llegó. Esperemos que renuncie Randazzo. Vamos a mostrar fotos que comprometen al Gobierno. Basta de mentir. El motorman no se robó ningún disco rígido”, dijo.

Culpa del despilfarro

El candidato a diputado nacional de la UCR, Ricardo Alfonsín, atribuyó ayer el accidente en la estación de Once “a la irresponsabilidad, el despilfarro y la incorrecta asignación de recursos”.

“Esperemos que la irresponsabilidad, el despilfarro y la incorrecta asignación de recursos no cause, en este caso, víctimas fatales”, sostuvo Alfonsín durante una conferencia de prensa en la localidad bonaerense de Pehuajó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...