Una semana tardó Ramón Díaz en volver a dialogar con la prensa, después de lo que había sido una dura derrota con San Lorenzo en el Bajo Flores. A pesar que se rumoreó que el martes pasado iba a afrontar los micrófonos, finalmente decidió aguardar el correr de la semana y dar sus declaraciones después de la práctica de hoy. En la conferencia, confirmó el mismo equipo que cayó con el ciclón y explicó los motivos que lo llevaron a tomar esa determinación.

“Me parece justo porque son los que le ganaron a Boca y que desde que estoy en River, no tuvimos derrotas hace 5 partidos con ellos. Los vi trabajando con muchas ganas de revertir todo y me pone contento, son conscientes de su responsabilidad”, argumentó el Pelado, quien mandará a la cancha a Barovero, Mercado, González Pirez, Bottinelli; Sánchez, Ponzio, Ledesma, Vangioni; Díaz; Mora y Trezeguet. Igualmente, advirtió: “Todo el plantel está preparado para poder jugar y estar a disposición. Los exámenes son para todos”.

Por otra parte, acalló algunas críticas vinculadas contra su hijo y ayudante de campo, Emiliano, quien tomará las riendas, al igual que contra los de Boedo, el domingo ante Colón, ya que Ramón fue expulsado y debe una fecha de suspensión. “Les doy tranquilidad a los que trabajan conmigo y a Emiliano no lo preparo, él sabe cómo es el manejo, sabe la idea que tenemos y los jugadores también. Hablé con él para darle tranquilidad, no para aconsejarlo”, manifestó.

Por otro lado, se refirió al entredicho que tuvo con Germán Delfino, árbitro que le indicó el camino a los vestuarios por haber entrado tarde su equipo al campo de juego del Nuevo Gasómetro. “Es joven y le falta experiencia. Los protagonistas no deben ser los jueces, sino los jugadores, ellos tienen que pasar desapercibidos”, disparó. Y dio su versión: “El hermano de Turnes le pidió unos minutos más y no los quiso conceder… Le faltó el respeto a River”. Y cerró el tema con un ‘palito’: “¿Le doy un consejo? Que no llame a los medios para salir a hablar”.

Se produjo un duelo dialéctico en la previa y en el post del cruce entre San Lorenzo y River con Pablo Migliore, confeso hincha de Boca, quien fue irónico al decir que le habían ganado al "mejor equipo del mundo". Cuando lo consultaron sobre esas declaraciones, Ramón contestó: “Seguro que tiene que mejorar la salida que hizo. Tiene que trabajar”. Eso, por una jugada en la que el Loco salió a buscar una pelota que se le escapó de las manos y se fue al córner. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...