A ocho años de los inicios del proyecto, el llamado Parque del Bicentenario aún está lejos de ser el pulmón verde, con espacios para el esparcimiento y la recreación, prometido en la zona norte de la capital salteña.

La Secretaría de Obras Públicas aún no oficializó la adjudicación de las obras que están pendientes en el predio que ocupa 82 hectáreas entre el Aero Club Salta y el flanco sur de la ciudad judicial.

En la licitación de los trabajos de infraestructura y equipamiento que restan ejecutarse allí se presentaron las constructoras de Juan Carlos Segura, Juan Pedro Garín, Flores Grión, Daniel Madeo, Romero Igarzabal y Vicente Moncho. Esta última, con una cotización cercana a los $15 millones, hizo el ofrecimiento más bajo y aparece como casi segura adjudicataria de las obras que serán contratadas con un plazo de ejecución de 365 días.

Entre los trabajos pendientes hay caminos internos, instalaciones de alumbrado con farolas, una pista de skate, playones deportivos, garitas de vigilancia, sectores de juegos y sanitarios. La habilitación del parque viene con un largo retraso. En 2012, el ministro de Economía de la Provincia, Carlos Parodi, anunció que las obras se entregarían en marzo de este año. Ahora el secretario de Obras Públicas, Sergio Zorpudes, estimó la posible apertura al público en mayo de 2014.

Originariamente, y con el nombre de Parque El Huaico, el proyecto iniciado en 2005 contemplaba fines científicos y educativos a la par de los propósitos recreacionales.

Los planos del parque botánico preveían una implantación zonificada de especies nativas para recrear allí las diferentes regiones fitogeográficas de la provincia: selva, puna y valles secos y húmedos.

Con lago artificial

A la intención de conservar colecciones vivas de la flora autóctona se sumaba, por otra parte, una reserva genética (banco de semillas) con el apoyo y la orientación científica de las cátedras universitarias del medio. Con todo, el parque botánico de la ciudad de Salta se perfilaba para ser uno de los más importantes de su tipo en el país, tanto por la extensión de la superficie como por la diversidad que atesoraría para los estudiantes, educadores y amantes de la naturaleza que lo visiten. Parte de aquel proyecto inicial es también el lago artificial, que ocupará una decena de hectáreas y requirió trabajos de impermeabilización por el tipo de terreno de la zona.

Las partidas y los plazos se han duplicado

Desde 2010, la propuesta original sufrió sustanciales modificaciones. Ya con la nueva denominación de
Parque Bicentenario, el gobierno provincial definió en esas tierras tres zonas: una de uso cívico-cultural,
otra para actividades deportivas y la tercera para recreación familiar. Una primera etapa de trabajos (limpieza,
nivelación y la instalación de algunos juegos) fue contratada a comienzos de 2011 por $3,8 millones y seis meses de plazo, que se estiraron a más de un año y medio. A la par, mediante dos decretos dictados en 2012, el
gobierno duplicó las partidas asignadas para esa fase de obras que tuvo a su cargo la Subsecretaría de Financia-miento Internacional.



La licitación que tuvo la presentación de ofertas el pasado 21 de mayo, el secretaría de Obras Públicas prometió que mediados del próximo año los accesos de ese pórtico que por ahora poco deja ver desde las afueras, se abrirán para mostrar el gran parque prometido a la ciudad de Salta. Carlos Thays, el titular del estudio de Buenos Aires que contrató la Provincia para el diseño del plan maestro, estimó que el producto final se verá recién dentro de tres o cuatros años. Y el nombre con el que fue rebautizado permite anticipar que será más urbano que botánico, alejado de la idea de oxigenar a Salta, ciudad mezquina en árboles, con un pulmón verde.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...