El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, descartó cualquier posibilidad de que Lionel Messi pueda irse del Barcelona, ni siquiera si alguien está dispuesto a pagar los 580 millones de euros en que lo tasó, porque dijo que del club pueden irse todos, menos él. El dirigente detalló además la historia de la contratación de Gerardo Martino.

"Todos los jugadores que quieran irse pueden hacerlo, menos Messi", sentenció Rosell, quien luego estableció una cifra casi imposible para cualquiera, aunque: "Deberían darle 250 millones a Leo para pagar la cláusula a la LFP, más el 56% que debería pagar en impuestos. Esto serían unos 580 millones de euros".

Todo en medio de un rumor que pocos días atrás circuló con fuerza respecto de un sondeo que Nasser Al-Khelaifi, el multimillonario jeque árabe del PSG, habría hecho por La Pulga.

En tanto, el máximo dirigente del club catalán se refirió también al tema del que más se habla por estos días en Barcelona, que es la relación que tanto dentro de la cancha tendrá el rosarino con Neymar: "Messi sólo puede tener celos de sí mismo. Hoy Messi puede ayudar más a Neymar que al revés".

Rosell contó cómo fue que, después de que Tito Vilanova dejó el cargo de manera repentina por el avance del cáncer que sufre en la garganta, se contactó con el entrenador argentino, de quien se dijo que había sido recomendado por Messi y su familia.

En una entrevista concedida al diario Sport, al dirigente le preguntaron si a Martino sólo lo conocía él, y respondió: "No es así. Hay mucha gente que sabe de fútbol, que sigue las ligas del mundo con una buena opinión de él. Los que saben, y que no se quedan con la parte mediática y política de la historia, sí lo conocen y no dan ningún comentario negativo de él. Yo, por circunstancias de la vida, lo conocí hace 12 o 13 años". 

Se dijo en un primer momento que el contacto entre ambos había sido posible por el entorno de Messi, pero Rosell contó cómo fue que desandó el camino hacia el Tata: "Lo llamé yo, porque queríamos llegar a él sin pasar por comisionistas, intermediarios y nada tuvo que ver el padre de Messi, quien no sabía nada de nuestras intenciones". 

"Contacté al Tata gracias al presidente de Paraguay, porque años atrás había sido el vicepresidente deportivo de Libertad y de la Federación paraguaya y siempre había estado con Martino. Lo llamé y le dije: 'Presidente, quiero hablar con el Tata. Deme su teléfono, por favor'. Yo lo llamé y avisé que lo llamaría Zubi. Andoni habló con todos sus contactos del mundo y se dio cuenta de que este hombre tiene más ADN Barça que muchos de los que están en el Barça", agregó.

Rosell descartó cualquier "peligro" en la decisión, al punto que declaró: "No necesariamente la persona más católica es la que ha estado en el Vaticano. Hay mucha gente que es muy católica sin haber pasado por allí y, por contra, mucha gente que ha estado en el Vaticano y no es nada católica. Esto es comparable a La Masia. No necesariamente por haber estado comiendo o formándote en la Masia quiere decir que tengas ADN Barça. Puedes haber no estado en La Masia y tener ADN Barça. Esto es lo que le pasa al Tata Martino. Tiene un modelo Barça muy desarrollado, más que incluso muchos que han pasado por la Masia, como podría ser un musulmán que no ha estado en la Meca o un católico que no ha estado en el Vaticano".

¿Está convencido de haber tomado esta medida?, le repreguntaron a Rosell: "Totalmente", sentenció.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...