El legendario Luna Park, monumento histórico nacional desde 2007, tiene dueños nuevos: el 95% ahora le pertenece a Cáritas y a la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco. El 5% restante de la sociedad Stadium Luna Park Lectoure y Lectoure SRL seguirá en manos de un grupo de familiares y herederos de Juan Carlos “Tito” Lectoure.

Fue Ernestina Lectoure, de 95 años, quien donó a esas instituciones de la Iglesia católica el denominado “Palacio de los deportes”. La tía de Tito falleció el 9 de febrero pasado, luego de una larga enfermedad y -según se supo- tomó esa decisión porque no tenía hijos, y en su testamento resolvió esa división de los bienes que beneficia a las obras de la Iglesia católica.

Ayer trascendió que ambas entidades religiosas deben repartirse el legado en partes iguales, una vez que la Inspección General de Justicia (IGJ) apruebe la sucesión. De este modo, Cáritas y los salesianos pasarán a controlar el estadio por donde pasaron grandes figuras del boxeo, recitales de música, espectáculos artísticos y numerosos actos políticos.

En el Luna Park se escribieron páginas de la cultura. A su escenario subieron Frank Sinatra, Liza Minelli, Luciano Pavarotti, vibró con Nicolino Locche, Carlos Monzón y Pascual Pérez, se jugaron partidos internacionales de vóley y básquet y fue el lugar elegido por los políticos para sus actos partidarios.

Tras la muerte de Ernestina, única gerente de la sociedad, “hoy el Luna Park está acéfalo hasta que la IGJ (Inspección General de Justicia) apruebe la inscripción de las cuotas a las dos entidades de la Iglesia”, explicó Miguel Angel Lectoure, sobrino de Tito e integrante de la sociedad.

Desde la Iglesia

Desde el ámbito eclesial trascendió que el Luna Park tendrá uso comercial sin modificaciones porque el denominado “Palacio de los deportes” fue declarado monumento histórico nacional en 2007 y se necesita autorización oficial para su transformación. Trascendió ayer cuando se conoció a los nuevos dueños del estadio que la idea es destinar el terreno para construir torres de departamentos. Si las instituciones deciden hacer alguna modificación deberán solicitar autorización a Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación. Además, el edificio fue reconocido en 2001 como sitio de “interés cultural” por la Ciudad de Buenos Aires.

Los nuevos dueños esperan el traspaso de la titularidad de las cuotas de la sociedad que controla el estadio. Miguel Angel Lectoure, sobrino de Tito y uno de los socios minoritarios, explicó que como ese trámite está pendiente la sociedad que maneja el Luna Park está acéfala.

Escenario de grandes acontecimientos

El Luna Park fue fundado por Ismael Pace y José Lectoure en 1931. Este estadio ha sido testigo de varios e importantes acontecimientos como actos religiosos, políticos, artísticos, deportivos y sociales. Está ubicado en la manzana delimitada por las calles Bouchard, Lavalle y las avenidas Eduardo Madero y la tradicional Corrientes.

No sólo combatieron Monzón, Locce, Narváez, sino que el 5 de septiembre de 1975 Sui Géneris cerró su carrera en ese escenario: se vendieron 25.600 entradas, cifra que sorprendió hasta al mismo grupo.

El evangelista Dante Gebel llenó tres funciones el mismo día; el cantante Rodrigo Bueno llenó el estadio 13 noches seguidas. En 2006, Ricardo Arjona estableció el récord de presentaciones en el recinto al vender 35 funciones de su gira Adentro.

En 2012 la gira “Dos pájaros contraatacan”, de Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat permaneció durante 18 noches en el estadio, con entradas agota das. 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...