El británico Lewis Hamilton (Mercedes) logró su cuarta victoria consecutiva este domingo al ganar el Gran Premio de España, en una carrera que dominó de principio a fin después de haber conseguido la pole position el sábado, y se situó líder del Mundial. En un nuevo doblete de Mercedes, Hamilton finalizó por delante de su compañero de equipo, el alemán Nico Rosberg, al que ha arrebatado el liderato de la general, y del australiano Daniel Ricciardo (Red Bull). La estrategia diferente en cuanto a neumáticos de los dos pilotos de la marca alemana dio suspense a la carrera en la últimas vueltas.

Pero Hamilton, campeón del mundo en 2008, aguantó la presión de Rosberg, que tenía las gomas en mejor estado. Esta es la 26ª victoria del británico en la Fórmula 1, incluyendo cuatro consecutivas de cinco carreras esta temporada -Rosberg ganó en el arranque del Mundial en Australia-, pero la primera en España. "Estoy muy contento. No era lo suficientemente rápido hoy", señaló Hamilton, que terminó con seis décimas de segundo de ventaja sobre Rosberg y 50 segundos respecto a Ricciardo; lo que evidencia la diferencia entre Mercedes y el resto de escuderías en esta temporada. Con este triunfo, Hamilton tiene tres puntos de ventaja sobre Rosberg en el Mundial, 100 contra 97. "Tuve dos ocasiones este fin de semana, en la clasificación y en la salida, y las dos las desaproveché. Pude haber tenido una más al final de la carrera si hubiera habido una vuelta de más, pero debo reconocer que Lewis ha hecho un gran trabajo", dijo Rosberg en rueda de prensa.

El otro piloto de Red Bull, el alemán Sebastian Vettel, gran dominador de la Fórmula 1 los últimos cuatro años, protagonizó una espectacular remontada y finalizó cuarto tras haber salido desde la 15ª posición debido a una sanción de cinco puestos por cambiar la caja de cambios. El primer podio de Ricciardo (tras su descalificación en Melbourne) y la remontada de Vettel, con una estrategia a tres paradas, mandan un mensaje claro a Mercedes: La escudería que ha mandado en la Fórmula 1 los últimos cuatro años venderá cara su piel. Le siguió en la clasificación el finlandés Valtteri Bottas (Williams), sorprendente todo el fin de semana. El sexto lugar fue para el español Fernando Alonso (Ferrari) y el séptimo para su compañero de equipo, el finlandés Kimi Raikkonen. Alonso mantuvo una bella pelea con su compañero en las últimas vueltas y, después de varios intentos fallidos, logró adelantarlo.

Pero esta batalla por el sexto puesto evidencia la crisis que vive Ferrari. Hace un año la Scuderia triunfó en el circuito de Montmeló con la última victoria de Alonso en el Mundial. Aquella tarde el asturiano remontó hasta la victoria desde la quinta posición superando a Hamilton. Este domingo se cambiaron las cartas y finalizó a un minuto y medio del británico. La siguiente carrera del Mundial 2014 de Fórmula 1 será el 25 de mayo en el circuito urbano de Mónaco, donde residen Hamilton y Rosberg, los nuevos dominadores de la Fórmula 1.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...