Un hombre fue hallado sin vida en la vía pública ayer poco después de las 15, cuando vecino cayeron en la cuenta que el cuerpo de una persona que parecía pernoctar se encontraba frío y con la característica rigidez cadavérica.

Tras el alerta de los vecinos, personal de la comisaría de Pichanal se trasladó hasta el final de calle Independencia en el asentamiento Justo Juez y comprobó que la víctima no presentaba signos vitales, lo que fue confirmado más tarde por el médico legal de la Policía que examinó el cadáver en el hospital zonal.

Ante la presunción de que el hombre haya sido víctima de alguna agresión, la fiscal penal Mónica Biazzi ordenó la autopsia del cadáver del vecino, identificado como Miguel Delgado, de 30 años, residente en la misma localidad norteña. Según el primer estudio médico, el deceso de Delgado se produjo a consecuencia de un grave traumatismo encefalocraneano, agravado por la fractura del hueso temporal derecho.

Los estudios médicos, también determinaron que el fallecido presentaba una increíble descalcificación aunque las causas de esta dolencia no fueron asentadas en el informe.

Fuentes policiales informaron a este medio que, según el comentario de los vecinos, Delgado se hallaba en estado de abandono desde hacía varios meses y al decir de los mismos sin asistencia social alguna.

El informe médico preliminar no convenció a la fiscal en turno, que a la media tarde de ayer ordenó que el cuerpo del hombre fuera remitido otra vez a la morgue del hospital para que se realizara una nueva autopsia con expreso pedido en determinados puntos para esclarecer sin lugar a dudas si en la muerte de Delgado habían intervenido terceras personas o se trató de una caída mortal, acentuada por la frágil estructura ósea que presentaba el muchacho.

La segunda autopsia la realizó el médico legal Edwin Paredes en el hospital local, poco después de las 20 de ayer, cuyo informe no tuvo trascendencia pública hasta el cierre de la presente edición.

Lo que se supo es que la fiscal Mónica Biazzi ordenó, a última hora de ayer, que la causa sea remitida a la Brigada de Investigaciones con asiento en la ciudad de Orán, cuyo personal se trasladó hacia Pichanal en horas de la tarde para recabar información acerca de los últimos movimientos de la víctima. “Lo primero que haremos será investigar el entorno de la víctima”, dijo un vocero.

Como juez de Garantías actúa sobre el caso el juzgado de Oscar Blanco, quien deberá aguardar las diligencias dispuestas por la fiscal.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...