Miles de hinchas de San Lorenzo hicieron una cola de hasta diez cuadras y durante más de doce horas para comprar una entrada para la final de la Copa Libertadores ante Nacional, que se jugará el miércoles próximo en el Nuevo Gasómetro.
Los alrededores del predio Lorenzo Massa, en Salcedo y José Mármol, quedaron copados por los hinchas, porque además de la presencia de los socios que fueron a comparar una platea y los abonados a la popular, pasado el mediodía del otro lado de una valla empezó un campamento de los hinchas que fueron a hacer fila para la venta de populares a partir de mañana.
Los compradores se llevarán, además del boleto, un ticket especial que es una contraseña para pasar los vallados previos camino al Nuevo Gasómetro el miércoles próximo.
Por la tarde llegó el plantel a Buenos Aires procedente de Asunción con sabor agridulce, tras frustrarse la victoria que parecía asegurada con el gol de Mauro Matos, por el agónico empate de Julio Santa Cruz.

"La calentura no me la puedo sacar de encima"
"La calentura no me la puedo sacar de encima, pero más allá de la bronca que significa que nos hayan empatado en la última jugada, hicimos el partido que queríamos y en una final de visitante hacer el partido que uno quiere es bueno", expresó ayer el entrenador Edgardo Bauza. No obstante, dijo que confía en escribir la página más importante del club".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...