Causa Bejarano: de  corrupción de menores a estupro

Luego de las denuncias en contra de Jorge Bejarano, acusado por "corrupción de menores", todo hacía indicar que la Justicia anteña recaería con su peso e investigación sobre la causa, sin embargo, la carátula pasó de "corrupción de menores" a "estupro".

En el medio, según consta en los expedientes, hubo "maniobras judiciales mágicas" que hicieron que hoy Bejarano siga en libertad. La encargada de denunciar al hombre de corrupción de menores fue la doctora María Susana Zenzano Poma, asesora de Incapaces de Joaquín V. González.

En agosto pasado, la doctora Patricia Rahmer fue subrogante del doctor Héctor Guzmán en J. V. González, en ese momento Bejarano estaba acusado de corrupción de menores y seguía siendo investigado.

Según algunas maniobras denunciadas en la Justicia, una vez que ambas profesionales estuvieron ausentes en la causa, el hombre fue juzgado por estupro en juicio abreviado con una pena condicional, el fiscal fue Gómez Amado, el juez fue Guzmán y la defensora del imputado, Dana Segovia, familiar del fiscal.

El doctor Pablo Ibáñez denunció al fiscal Gómez Amado y a la doctora Segovia por entender que la causa Bejarano es uno de los eslabones que demuestran la impunidad político jurídica que existe en Anta.

Tras la denuncia contra sus colegas, fue agredido físicamente por Carlos Ferro Podestá, primo del fiscal y esposo de la doctora. Actualmente y tras un recurso de queja expuesto por la doctora Zenzano Poma, el expediente está en esta ciudad en el Tribunal de Impugnación.

Carlos Ferro Podestá, por su parte, estuvo cinco días prófugo de la Justicia y con pedido de captura internacional, luego se presentó por cuenta propia y tras casi una semana quedó en libertad.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...