Al referirse a dos denuncias sobre mala praxis en el hospital Perón -una hecha en los medios de comunicación y otra en ámbito de la justicia- Fernández aclaró que se hicieron públicos dos casos y los diferenció claramente.
"Lo que sucedió con la esposa del boxeador (Daniel López) no es una situación habitual (la mujer tuvo al bebé en el sanitario porque nadie llegaba para asistirla), pero en cualquier maternidad del mundo puede suceder que se adelante un trabajo de parto y que no alcance a producrise en la sala o en la camilla de parto", dijo el médico.
"Lo importante es que la señora estaba internada en el hospital. Ese un tema definido y superado", aseguró.
Con relación a la muerte del bebé de ocho meses de gestación que falleció en el vientre de su madre, Fernández consideró que: "Según los hechos de los que tuve conocimiento, la señora se controlaba el embarazo en una clínica privada, pero como no contaba con recursos económicos decidieron venir con su esposo al hospital cuando comenzó el trabajo de parto. Comenzó con molestias el día sábado 11 y cuando concurrió al hospital se la revisó, pero justo ese día teníamos la sala de maternidad llena, no teníamos ni siquiera una camilla disponible en el pasillo. En Ginecología nos faltan desde guantes hasta espacio físico. Pero eso lo sabemos desde hace mucho tiempo y no es ninguna novedad".
El gerente Fernández refirió además que "la médica de guardia la revisó y determinó que había un trabajo de parto muy incipiente; también fue revisada por la obstetra, quien determinó exactamente lo mismo. Lo que ambas médicas sugirieron fue que la señora se quede en espera dos horas para poder revisarla nuevamente, ya sea en el hospital en la sala de espera, porque no teníamos donde internarla, o que regrese a su casa, para ver cómo avanzaba el trabajo de parto".
Fernández relató también que en ese ínterin "la señora se fue y al parecer quería ser asistida en una clínica privada, donde le cobraban un determinado monto; en el hospital se produjo el cambio de guardia, que quedó a cargo del doctor Carlos Carrizo; cuando la señora regresó este profesional la asistió pero desconozco en qué lapso, si fue dentro de esas dos horas previstas por las otras médicas o no; lo cierto es que cuando Carrizo ordenó la ecografía, donde no se detectaron los latidos fetales. La señora fue asistida, y al ser revisada nuevamente se constató el fallecimiento del bebé. Lamentablemente en la primera revisación que se le realizó no había nada que llamara la atención , los latidos cardíacos estaban en perfecto estado; no había contracciones que pudieran hacer sospechar que estuviera en trabajo de parto. Ese es el informe que me llegó y seguramente tendremos que investigar un poco más para determinar porque se produjo el fallecimiento", precisó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...