¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
2 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Panaderos y anarquistas

Martes, 15 de agosto de 2017 22:12

En agosto, dos sectores de trabajadores que nos deleitan a la hora de comer, festejaron su día. El miércoles 2, fue la fecha de gastronómicos y hoteleros; mientras que el viernes 4 les tocó a los trabajadores panaderos que conmemoraron los 130 años de la creación de su gremio, ya que había sido fundado en esa fecha de 1887. 
A ellos nos referiremos. Por aquellos años se encontraba exiliado en nuestro país uno de los grandes pensadores del siglo XIX, Errico Malatesta, considerado entre los máximos teóricos de las ideas anarquistas. Fue él quien impulso la creación de la Sociedad Cosmopolita de Resistencia y Colocación de Obreros Panaderos, el primer sindicato del rubro en el país. Antes de que transcurriera un año de la fundación del sindicato, se llevó adelante la primera huelga, en enero de 1888. Con ella se paralizó la actividad en la ciudad de Buenos Aires para pedir mejoras laborales que fueron conseguidas tras 10 días de protesta.
Se especula que por una conspiración secreta de los panaderos (que en sus primeras décadas siguieron liderados por anarquistas) gradualmente se fueron incorporando a la identificación de las exquisitas facturas nombres como “cañones”, “bombas”, “vigilantes”, “bolas de fraile”, “suspiros de monja” y “sacramentos”, para escarnio del Ejército, la Policía y la Iglesia, respectivamente.
En la actualidad podemos encontrar algún resabio de ese anarquismo, ya que es uno de los pocos gremios de nuestro país que no se encuentra conducido por una fuerte y monopólica conducción central (como los gremios más tradicionales: UOM, Uocra, Camioneros, etc.). La dispersión lleva a que no solo en cada provincia podamos encontrar un sindicato de panaderos con su propio convenio colectivo, sino también en muchas ciudades que actúan en forma autónoma. Existen diferencias importantes, de tal manera el salario de un oficial panadero, hoy en Salta (julio 2017), es de $14.457,21; mientras el medio oficial en Buenos Aires cobra $16.262,00.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

En agosto, dos sectores de trabajadores que nos deleitan a la hora de comer, festejaron su día. El miércoles 2, fue la fecha de gastronómicos y hoteleros; mientras que el viernes 4 les tocó a los trabajadores panaderos que conmemoraron los 130 años de la creación de su gremio, ya que había sido fundado en esa fecha de 1887. 
A ellos nos referiremos. Por aquellos años se encontraba exiliado en nuestro país uno de los grandes pensadores del siglo XIX, Errico Malatesta, considerado entre los máximos teóricos de las ideas anarquistas. Fue él quien impulso la creación de la Sociedad Cosmopolita de Resistencia y Colocación de Obreros Panaderos, el primer sindicato del rubro en el país. Antes de que transcurriera un año de la fundación del sindicato, se llevó adelante la primera huelga, en enero de 1888. Con ella se paralizó la actividad en la ciudad de Buenos Aires para pedir mejoras laborales que fueron conseguidas tras 10 días de protesta.
Se especula que por una conspiración secreta de los panaderos (que en sus primeras décadas siguieron liderados por anarquistas) gradualmente se fueron incorporando a la identificación de las exquisitas facturas nombres como “cañones”, “bombas”, “vigilantes”, “bolas de fraile”, “suspiros de monja” y “sacramentos”, para escarnio del Ejército, la Policía y la Iglesia, respectivamente.
En la actualidad podemos encontrar algún resabio de ese anarquismo, ya que es uno de los pocos gremios de nuestro país que no se encuentra conducido por una fuerte y monopólica conducción central (como los gremios más tradicionales: UOM, Uocra, Camioneros, etc.). La dispersión lleva a que no solo en cada provincia podamos encontrar un sindicato de panaderos con su propio convenio colectivo, sino también en muchas ciudades que actúan en forma autónoma. Existen diferencias importantes, de tal manera el salario de un oficial panadero, hoy en Salta (julio 2017), es de $14.457,21; mientras el medio oficial en Buenos Aires cobra $16.262,00.

En negro

La actividad permite una gran cantidad de trabajadores no registrados ya que por sus horarios (de madrugada) no son detectados en las inspecciones laborales, ni tampoco hay muchos testigos que corroboren el trabajo clandestino. 
Sin embargo, fue una de las primeras actividades a las que la AFIP le aplicó la presunción del IMT (índice mínimo de trabajadores). 
Se trata de un mecanismo -que permite combatir la evasión de cargas sociales- estableciendo “valores criterio” objetivos que se utilizarán para calcular la dotación mínima de personal necesario para concretar un cierto trabajo. 
En el caso de las panaderías, según el tipo de establecimiento, se establece que se requieren entre 7 y 10 trabajadores para una producción que insume hasta 300 kilogramos de harina diarios.
Una originalidad del convenio colectivo es que incorpora la categoría de “changas”. No encontramos jurisprudencia aplicable al caso concreto de las panaderías. Pero debe enfrentarse a una jurisprudencia predominantemente adversa que sostiene que “Esta categoría (la de ‘changas’) es jurídicamente inexistente, ya que solo hay trabajadores permanentes o eventuales, en tareas continuas o discontinuas, pero siempre en relación de dependencia (CFSS, Sala III, 17/5/95, Alejandro Llauró e Hijo S.A. c/ DGI)”.
 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD