La stevia se sigue abriendo paso en la preferencia de los argentinos

La stevia, una planta originaria de Paraguay con una capacidad de endulzar 300 veces mayor que la del azúcar y de bajas calorías, se sigue abriendo paso desde que en 2013 había sólo unas 400 hectáreas sembradas.

Si bien las estadísticas no están actualizadas, ya hay cultivos en Misiones, en la provincia de Buenos Aires, Entre Rios y en Salta, entre otras provincias.

Es una planta perenne que en buena producción dura unos seis años mientras que su gran ventaja consiste en que no suele ser afectada por plagas y que crece sin inconvenientes.
En la Argentina, la mayoría de los cultivos provienen de las variedades llamadas Criolla y Morita y puede tener entre dos y tres cosechas al año, entre los meses de agosto y abril.

 

Su utilización fue aprobada en 2008 por la FDA (Food and Drug Administration) en Estados Unidos, luego en la Unión Europea y finalmente se incorporó en 2011 al Código Alimentario Argentino.

A través del Decreto 1119/2015, publicado en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo Nacional promulgó la Ley 27.142, sancionada a fines de mayo del 2014, que declara de interés nacional la promoción, fomento, desarrollo de la producción, comercialización e investigación del cultivo de stevia.
Julio Camaño, un productor que decidió comenzar con el cultivo en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, también desarrolló y comercializa infusiones bajo la marca T-Via Argentina, desde su establecimiento San Antonio con la producción certificada como orgánica.
"Adoptamos la tecnología del riego por goteo y cobertura plástica (mulching) sobre los lomos de tierra para proteger las plantas de las malezas y plagas, y preservar la humedad", afirmó.
También señaló que la stevia "tiene un gran potencial por sus beneficios para la salud, pensando especialmente en los millones de personas que no pueden consumir azúcar ni edulcorantes sintéticos, tan cuestionados en la actualidad y que además no tienen buen sabor".

Los requerimientos del cultivo
En cuanto a los requerimientos del cultivo, el ingeniero agrónomo Esteban Mazzuco aseguró que "si el cultivo de la stevia se realiza en lugares que no son su hábitat natural necesitará riego, ya que la planta es de zona tropical húmeda con precipitaciones que rondan los 1.200 milímetros anuales".
Mientras que en el caso de tener distintas variedades, se las selecciona por sus diferentes composiciones de esteviosidos y rebaudiosidos, que son sus principios activos relacionados con el dulzor y la mayoría de la producción se vende al mercado interno y en especial, en dietéticas.

La stevia es originaria de la cordillera de Amambay, entre Paraguay y Brasil, en donde crece de forma espontánea. Ha sido consumida por los indios guaraníes durante siglos, mucho antes de la llegada de los españoles a América.

La hoja de la stevia es la parte más dulce de la planta y donde residen sus propiedades terapéuticas; su utilización es beneficiosa para las personas hipertensas y ayuda a disminuir los niveles de ácido úrico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de El Tribuno Campo

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...