La abogada Laura Casuso, conocida por representar al narcotraficante brasileño Jarvis Chimenes Pavao y a Marcelo Pinheiro, alias Piloto, presunto jefe del Comando Vermelho, murió tras sufrir un ataque con arma de fuego en la ciudad de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay, en Paraguay.

Casuso había resultado gravemente herida por varios impactos de bala en diferentes zonas del cuerpo y, por esa razón, había sido trasladada al Hospital Regional de esa localidad.

La abogada llegó a Paraguay días atrás, pero mantenía su residencia en Brasil, donde fue extraditado en diciembre pasado Pavao, quien cumple una condena de 17 años de prisión por lavado de dinero, narcotráfico y asociación criminal, tras haber cumplido otra pena de 8 años en Paraguay por evasión fiscal y blanqueo de capitales.

También representaba a Piloto, uno de los jefes del grupo criminal brasileño Comando Vermelho, encarcelado en Paraguay desde diciembre pasado, cuando fue detenido en la ciudad sureña de Encarnación tras permanecer prófugo de la justicia brasileña desde 2007, cuando se fugó de una prisión de ese país.

La información del fallecimiento fue confirmada al periódico paraguayo ABC Color por el médico Hugo Goncalvez, director del Hospital Regional de Pedro Juan Caballero.

Minutos antes, Goncalvez había adelantado que la abogada oriunda de Argentina, tras la cirugía, era considerada una paciente muy delicada. “Si bien la cirugía fue un éxito, la paciente sigue estando muy pero muy grave”, había detallado. Lamentó que finalmente no haya resistido: “Desde el hospital regional de Pedro Juan Caballero les puedo decir que estamos muy tristes. Estábamos realmente esperanzados que pudiera aguantar el proceso quirúrgico”, señaló.

El médico dijo que si bien no maneja la cantidad exacta de balas que impactaron en el cuerpo de Casuso, fueron varios en abdomen, tórax y el miembro superior izquierdo. También en el cuello, pero éste superficial. Los disparos provocaron varias lesiones en el miembro superior izquierdo, múltiples fracturas y también una lesión vascular.

Respecto a las versiones que apuntaban que llevaba un chaleco antibalas, aclaró: “Al llegar al servicio de urgencias del Hospital Regional no traía ningún chaleco”.

Por su parte, la fiscal Sandra Díaz informó, en diálogo con Última Hora, que se encuentra con los trámites para entregar el cuerpo a los familiares, que luego será trasladado hasta la Argentina.

Hace unos días, un grupo de encapuchados, que se cree que son miembros del Comando Vermelho, había amenazado a la fiscal general de Paraguay: “Tu cabeza tiene precio”, dijeron en una grabación.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...