El padre de Luján Peñalva: "No dejemos que  nuestros difuntos no  tengan justicia"

"Nos hemos sostenido en la oración, en mi familia, en amigos, tuvimos mucha energía positiva de mucha gente y eso fue ayuda para este logro. Es un logro con dolor porque nadie quiere estar litigando por la muerte de un ser tan querido". Gustavo Peñalva habla con una mezcla de sentimientos.

Ayer, apenas supo que la causa se reabría, se comunicó con su hermana Marisa, quien vive en La Florida. Ella contrató a los expertos de Estados Unidos y llevó el reclamo de justicia para Luján al Vaticano, París y otras partes del mundo.

"Fueron lágrimas de cada uno de los integrantes de este equipo. Cada uno agradeció a su santo. Ella está tomando el primer avión a Salta porque siente la necesidad de acompañarme", contó.

"Es un sentimiento de alegría y de dolor saber que la Justicia comparte actualmente nuestra postura e hizo caso a los elementos que le acercamos y a la solicitud de reapertura de la causa", agregó.

El padre de Luján afirmó que tras luchar años para saber qué sucedió "quiero hacer borrón y cuenta nueva, quiero creer en la Justicia. Siempre creí en la justicia divina, pero hoy tengo la esperanza de que puedo llegar a buen fin con la justicia de los hombres".

Consideró "muy valiente" la postura de la jueza Mónica Mukdsi, que ordenó retomar la investigación. "Más allá de que tenga diferente fin la causa, nosotros queremos que se sepa la verdad y vamos a colaborar".

Peñalva entendió que "es una tarea difícil" reabrir la causa, por varios motivos, entre los que marcó la devolución de la ropa de Yanina a la familia Nesch, que podría ser reanalizada, y el paso del tiempo, que borra evidencias. Por ello pidió una "investigación prolija y prudente".

"Hoy por hoy estamos satisfechos de poder acercar nuevos elementos para conocer la verdad, y sobre todo de sentar un precedente para que no dejemos que nuestros difuntos no tengan la justicia que se merecen por falta de voluntad o falta de profesionalismo de algunas personas", afirmó.

"Creo que esto va a sentar un precedente y los funcionarios van a tener un poquito más de cuidado antes de cerrar una causa", se esperanzó.

Peñalva aseguró: "Quiero encontrar a los responsables de esto; fueron cinco años que esas personas estuvieron en libertad y probablemente cometiendo ilícitos o crímenes iguales, porque el psicópata nunca se satisface con lo que hace".

A pesar de la larga espera por justicia, el papá de Luján dijo que no se sintió solo: "Estuve sostenido por una familia fuerte, por amigos, por la sociedad y también por los medios".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...