Sólo en julio se perdieron 57.000 empleos

La secretaria de Trabajo anunció que el empleo registrado cayó un 0,5% en julio, respecto de junio, con una pérdida de 56.900 puestos de trabajo, en tanto que la corrosión de los salarios del sector privado llegó a 5,2 puntos respecto de la inflación. Respecto a julio de 2015, bajo el gobierno kirchnerista, la estadística marca que el guarismo alcanzó 9263 puestos menos.
Durante el anuncio, funcionarios de la ex cartera laboral señalaron que las expectativas de brotes verdes en empleo tiene dependencia directa del acuerdo con el FMI. Las mismas, en la percepción oficial, aparecerían a fines del corriente año o inicio de 2019. El registro estadístico corresponde al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). Desde la tabla histórica de empleados formales, en julio se perdieron 41.300 puestos respecto del mismo mes del año pasado. En ese mes el SIPA registró 12.241.700 trabajadores, unos 99.100 menos que el récord alcanzado en enero de este año, según los datos desestacionalizados. A la hora de considerar los motivos por los cuales no hubo mejores guarismos, los técnicos de la secretaría consideraron que la "no reforma laboral" fue un freno a la creación de empleo genuino. Incluso a la hora de analizar que la reducción de la brecha entre ricos y pobres tuvo una leve reducción pero impulsada por la generación de empleo en negro que provocó algún impulso en el consumo familiar, le remarcaron a este diario que el objetivo del Gobierno es la generación de "trabajo genuino".

La caída de julio estuvo motorizada por el sector privado, 7.300 trabajadores asalariados perdieron sus puestos de empleo, lo que representa una baja del 0,1%. En contracara el universo de monotributistas aumentó en 7.300 personas, apreciando también una suba en cuanto a los trabajadores/as de casas particulares.
El tobogán de empleo también tuvo impulso respecto de 61.400 monotributistas sociales, que de acuerdo al Ejecutivo se trasluce por las modificaciones en el régimen del monotributo social agropecuario. Incluso haciendo hincapié en que muchos de esos trabajadores decidieron no reempadronarse en decisión propia. El informe mensual también reveló que en 8 de 14 sectores analizados ofrecieron disminución en cuanto a plantillas de trabajadores. Sectores dinámicos y motores de creación de empleo indirecto con primacía de la construcción fueron determinantes.

En efecto, la construcción perdió 3.500 empleos en julio, respecto de junio; la industria manufacturera anotó la baja de 4.100 puestos; y la intermediación financiera perdió 500.

Además doce de las 24 jurisdicciones mostraron baja en la cantidad de trabajadores en blanco.
Entre los distritos que más empleos registrados perdieron aparecen La Rioja, con 8%; Catamarca, con un 5,8%; Santa Cruz, con un 3,8%; San Luis y Formosa con un 3,5%; y Chubut con 2,1%.
En el detalle respecto a sueldos se consignó que los salarios aumentaron nominalmente un 19,6% entre enero y julio (empate con la inflación) y un 26% en los últimos doce meses, es decir, 5,2 puntos porcentuales por debajo de la inflación del 31,2%.

Fuente: BAE Negocios

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...