Egresados del secundario '74 agradecieron un rescate de la policía

Un grupo de egresados de la promoción 1974 de un colegio secundario de Merlo decidió reunirse nuevamente para realizar un viaje de exegresados y eligieron Salta como destino. Durante una de las jornadas en esta provincia el grupo sufrió un accidente en la Quebrada de San Lorenzo y, a partir de allí, se incorporó al anecdotario del grupo a tres policías de la provincia por un rescate que los conmovió y que desde la ciudad de Buenos Aires lo hacen público a través de nuestras páginas.

La mujer que sufrió una fractura en el ascenso de la quebrada fue asistida por un grupo de uniformados de la Comisaría 100, que la hizo descender a "cococho" hasta el pie de la quebrada donde recibió asistencia médica.

El relato de los hechos pertenece a uno de los egresados '74 y lo ponemos a consideración de nuestros lectores, ya que en él pone énfasis en la tarea desplegada por los policías locales.

El texto

"Con Adriana, la accidentada aquel día, y otros compañeros (de 10 a 15 según el año) tenemos al hábito de rememorar el viaje de egresados del secundario realizado en 1974, cuando finalizábamos de cursar en el Nacional Manuel Belgrano de Merlo, Buenos Aires. Desde aquella fecha hacemos un viaje para octubre/noviembre de cada año.

En 2019 el destino elegido fue Salta y Jujuy. El 1 de noviembre, cuando nos disponíamos a bajar desde el "mirador de las francesas" (tristemente famoso por el asesinato de dos turistas de esa nacionalidad hace unos años), que corona la Quebrada de San Lorenzo, Adriana se resbaló sufriendo una fractura de tobillo, que le impedía caminar.

Valeria y Lorena (lamento no haber registrado los apellidos), dos chicas que ya estaban en la cima, facilitaron el celular con el que se pudo llamar al 911 de Salta.

La atención fue inmediata, comprometiendo la ayuda necesaria a la brevedad. Al cabo de una hora aproximadamente (tiempo brevísimo si se consideran las condiciones de la quebrada) llegaron al lugar los uniformados Burgos, Fernández y Tapia con agua, una férula y una voluntad de titanio para bajar a Adriana a "cococho', ya que la quebrada complicaba en demasía la utilización de una camilla, cosa que se evitaba, siempre que no fuera necesario inmovilizar al accidentado. Entonces comenzó el descenso; Burgos, Fernández y Tapia, con la ayuda de Gustavo Pisano (uno de nosotros), se turnaron para llevar a Adriana montada sobre sus espaldas. Luego de más de una hora llegamos a la base donde una ambulancia nos estaba esperando para llevarla al hospital San Bernardo.

Éste podría ser el relato de un incidente molesto sin mayor gravedad, pero en realidad es una nota de agradecimiento infinito para los policías de la Comisaría 100, para el médico Vallejos del hospital San Bernardo, el personal de la ambulancia y toda la ciudad de Salta. Se podría decir que ellos se limitaron a cumplir su deber; sin embargo, es muy difícil imaginar que en el manual de policía haya un párrafo que indique que deban realizar esfuerzos como el realizado, con voluntad y ánimo. El agradecimiento está vinculado a la calidez, el ánimo y, sobre todo, al compromiso ligado, en todos los casos, a una vocación de servicio que, en definitiva, es lo que los hace grandes como personas", finalizó el texto.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...