“El Oñativia debe ser un hospital de excelencia”

La doctora Mónica Campero es médica endocrinóloga y especialista en salud pública y en medicina laboral. La profesional se postula para la dirección del Hospital de Endocrinología y Metabolismo “Dr. Arturo Oñativia”, el cual es un centro de referencia en toda la región y de los países limítrofes. Con alrededor de 500 trabajadores médicos, enfermeros, administrativos y personal de mantenimiento, la doctora asegura que hay desafíos importantes tanto dentro y como fuera del nosocomio.


¿Cuál es su objetivo principal si llega a la dirección del hospital?
Yo voy a hacer todo lo necesario para que el Oñativia sea un hospital de excelencia para los pacientes y para los trabajadores. Y para eso hay que comenzar a trabajar en una estrategia que comprenda algunos puntos y en eso me ayudan mucho los conocimientos que tengo en materia de salud pública.

¿Cuáles serían esos puntos clave a realizar?
Tenemos que mejorar mucho el recurso humano con el que contamos y para eso lo mejor es la capacitación. Debemos invertir en formar a nuestros trabajadores en todas las áreas. Además, tenemos que comenzar a gastar lo justo y necesario para que los recursos alcancen. Hoy necesitamos mejorar en cuanto a tecnología, en los laboratorios y en el diagnóstico, pero para eso debemos gastar en lo que se debe y nada más. Nosotros debemos garantizar el funcionamiento continuo del hospital y comprar todo lo necesario para eso. Un ejemplo: tener dos bombas de agua. Entonces debemos tener un presupuesto previsible.

Todo eso con respecto a lo interno. ¿Que tiene pensado con la comunidad?
Debemos tener un hospital de puertas abiertas porque debemos capacitar y concientizar sobre las problemáticas concretas de nuestra región, de nuestros pacientes. Hoy tenemos una pandemia de diabetes y sobrepeso que están estrechamente asociadas. Son enfermedades endocrinometabólicas de mayor prevalencia en la población. Para ambas, una de las consecuencias más comunes y de mayor peligro son las patologías cardiovasculares. Mejor es prevenir que curar y acá estamos hablando de diálisis, amputaciones y ceguera vinculadas a la diabetes. Entonces debemos salir a las calles, a las escuelas, a los CIC (Centros Integradores Comunitarios) y a todas instituciones a advertir sobre estos males. Esto es entonces parte de tener una política sanitaria de prevención que siempre sale mucho más barato.

¿Hay otros puntos que quiera agregar?
Teniendo estos puntos en claro podemos garantizar la carrera administrativa de los trabajadores. Vamos a asegurar concursos para que los cargos sean para quienes corresponda. Vamos a mejorar la accesibilidad de los turnos. Hoy nuestros pacientes esperan 3 o 4 meses para ser atendidos. Debemos actualizar toda la tecnología. Y eso también servirá para la transparencia de los números     en cuanto a gastos.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...