Aprendieron lengua de señas para atender a personas sordas

Un total de 49 personas que trabajan en asesorías de incapaces, defensorías oficiales y fiscalías estudiaron lengua de señas este año para facilitar que accedan al servicio las personas sordas. Recibieron certificados del Ministerio Público en un acto que se realizó el viernes en el salón Facundo de Zuviría de Ciudad Judicial, donde también se reconoció a trabajadores que cumplieron 30 años de servicio.

La formación estuvo a cargo del profesor Fernando Parada de Asorsa (Asociación de Sordos de Salta) y se implementó desde la Escuela del Ministerio Público. Los alumnos aprendieron las señas para el saludo, la presentación y el intercambio de información necesario en un primer encuentro.

María del Carmen Gutiérrez, de la Asesoría de Incapaces N´ 2, participó del curso y dijo que estas capacitaciones son fundamentales. "Tenemos mucho más por aprender, así que el año que viene queremos hacer el próximo nivel", compartió.

Carolina Higa, psicóloga del equipo interdisciplinario de las asesorías, contó que ya tenía algún conocimiento de la lengua de señas y que el curso le sirvió como entrenamiento. "El profesor nos enseñó a hacer las señas de manera correcta. Si están mal hechas, pueden significar otra cosa", explicó.

"El curso fue muy interesante porque vienen personas que tienen alguna discapacidad. Sirve para saludarlas, entender lo que necesitan, orientarlas y saber, por ejemplo, cómo es su familia", señaló Fernanda Raposso, que trabaja en la Asesoría de Incapaces N´ 2.

La presidenta del Colegio de Gobierno y rectora de la Escuela del Ministerio Público, Mirta Lapad, y la defensora general de la Provincia, María Inés Diez, les entregaron certificados a los alumnos y al docente el viernes. Durante el acto, la intérprete Verónica Mercado tradujo los discursos a la lengua de señas.

Tres décadas

El Ministerio Público también reconoció el viernes a 39 empleados que cumplieron 30 años de servicio. Lapad agradeció al personal que participó del proceso en que el organismo se independizó del Poder Judicial. "Nuestro agradecimiento para ellos, porque marcaron la historia de la institución", afirmó.

Gabriela Correa, directora de Servicios Generales, estuvo entre los que recibieron su placa recordatoria. "Empecé por vocación y estuve ad honorem los primeros meses porque aún no teníamos presupuesto propio. Las oficinas funcionaban en diferentes viviendas. El edificio actual fue un logro importante", relató.

En su carrera tuvo distintas responsabilidades. "Un día le dije al administrador que necesitábamos un inventario. Comencé a trabajar como encargada de patrimonio y hacía un relevamiento de bienes a mano", recordó.

Hoy está a cargo del personal que desarrolla, entre otras tareas, la limpieza y traslados de mobiliario. "Ver crecer a la institución, desde los años en que compartíamos una única máquina de escribir hasta lo que es hoy, es un orgullo", sintetizó.

Julio Núñez también recibió el reconocimiento por sus 30 años de trabajo. Ingresó en 1989 en el área de suministros. Desde 1993 está en la Dirección de Personal. "Hoy llevo legajos. Atiendo a nuestros compañeros ante situaciones como una enfermedad o licencia. Somos el puntal para que los empleados hagan mejor al Ministerio Público", señaló.

"Atravesamos muchísimos cambios a lo largo de estos años y me acuerdo de todas las personas que pasaron por aquí", expresó Núñez.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...