Iquique: playas y destino de compras

Iquique es una ciudad llena de historia, donde se esconden desde milenarios vestigios de la cultura chinchorro a invaluables testimonios patrimoniales de la época de las salitreras.

Desde Salta a Iquique se puede ir en avión. Existen vuelos directos que arriban al aeropuerto Internacional Diego Aracena, ubicado a 45 kilómetros de Iquique. Desde ahí se pueden tomar buses, transfers o taxis particulares que transportan hacia el centro.

También en ómnibus. Iquique posee numerosas terminales de ómnibus y colectivos alrededor de la ciudad, aunque podría decirse que la principal es la llamada Rodoviaria de Iquique, ubicada en la calle Patricio Lynch. Algunas de las empresas más solicitadas son Andesmar, Atacama, Cruz del Norte, Pullman Bus, Srt Cielo y Turbus, entre otras compañías.

En auto, el medio más usado por las familias, se puede ir vía Jujuy por el Paso de Jama o vía San Antonio de los Cobres por el Paso de Sico. El tiempo estimado de viaje es de 12 a 15 horas.

En todos los casos se requiere formalizar trámites migratorios en la Aduana.

El verano es la temporada más atractiva para visitar la ciudad, época cuando las temperaturas son más cálidas, con una media aproximada de 21´ C y máximas sobre los 25´ C, que permiten disfrutar de un sol radiante, prácticamente todos los días, en sus kilómetros de playas. También esta es la época en que se concentra la mayor cantidad de veraneantes, porque se acrecienta la oferta recreativa y turística de la ciudad.

La  maravilla natural de la Laguna Roja sorprende a los visitantes.

En otoño, el clima sigue siendo agradable, con una media aproximada de 17´ C y máximas sobre los 20´ C. Otoño, por enmarcarse en temporada baja, tiene el atractivo de la disminución en los precios de los servicios turísticos y la mengua de visitantes en la ciudad. Se trata de una temporada ideal para mochileros que busquen precios más económicos o gente que desee evitar aglomeraciones.

La visita a las salitreras es uno de los recorridos más interesantes.

El invierno en Iquique es bastante similar al otoño, con temperaturas medias de 15´ C y máximas bordeando los 18´ C. También en esta época continúa la tendencia de encontrarse precios más económicos en los servicios turísticos y menor afluencia de visitantes. La excepción la constituye la Fiesta de la Tirana, uno de los eventos religiosos más importantes de Chile, celebrado cada 16 de julio en honor de la Virgen del Carmen y que convoca a miles de visitantes.

En primavera, el clima de Iquique sigue siendo agradable, con ausencia de lluvias y temperaturas medias que bordean los 18´ C y máximas sobre los 20´ C. Este período se mantiene en temporada baja, con precios considerablemente más económicos que durante el verano y menor presencia de turistas.

Iquique es considerado uno de los lugares con mayor riqueza histórica de Chile. En un simple recorrido por la ciudad, se pueden apreciar los milenarios vestigios arqueológicos de la cultura chinchorro, las huellas del imperio inca, los testimonios de la Guerra del Pacífico, hasta las esplendorosas construcciones que marcaron el auge de las salitreras a principios del siglo XX.

Las playas son el punto de aterrizaje de vuelos en parapente, una actividad famosa dentro de la ciudad, en los que se usan como plataforma de despegue los numerosos cerros que se extienden bordeando la costa.

Otra actividad imperdible es comprar en la zona franca, conocida como ZOFRI, ideal para adquirir libres de impuestos perfumes, electrodomésticos, electrónicos, equipos de computación, cigarrillos, licores, juguetería y vestuario.

Terminan por complementar los principales atractivos las excursiones a los Geoglifos de Pintados, las salitreras de Humberstone y Santa Laura o las maravillas naturales de Laguna Roja y Las Termas de Mamiña.

Fuente: Enviajes.cl

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...