En medio de las denuncias por abuso sexual, Zanchetta asiste a un retiro espiritual con el Papa

El exobispo de Orán y amigo personal del Papa Francisco Gustavo Zanchetta, que repentinamente renunció y huyó de su diócesis luego de ser acusado de abuso sexual por seminaristas y que ahora ocupa un puesto de alto rango en el Vaticano, actualmente participa en un retiro espiritual privado con el Papa Francisco y otros altos funcionarios del Vaticano, según un artículo publicado hoy en el Catholic Herald.

El Herald informa que Zanchetta asiste al retiro exclusivo, que está siendo dirigido para el Papa y 64 miembros de la Curia romana por un abad benedictino en un centro de retiro fuera de Roma. El retiro comenzó ayer y está previsto que dure hasta el 15 de marzo.

El Papa Francisco en la capilla de la Casa Divin Maestro de Ariccia durante los Ejercicios Espirituales (Foto: Vatican Insider)

Nombrado por Jorge Bergoglio obispo de Orán (norte de Argentina) en 2013, Zanchetta se alejó de su diócesis en 2016 por presuntos problemas de salud, y en 2017 el papa lo nombró "asesor" de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), un cargo hasta entonces inédito. Pero al final del año siguiente se supo que el prelado había sido acusado por tres seminaristas de violencia sexual y otros diez abusos de poder, así como mala gestión financiera. 

La inclusión de Zanchetta en el retiro se da semanas después de que un informe periodístico de El Tribuno revelara que el Vaticano estaba al tanto de las denuncias de abuso sexual desde el año 2015.  Tales denuncias daban detalle de una conducta inapropiada con seminaristas varones, así como otras formas de mal comportamiento personal por parte del obispo, incluido el hecho de compartir selfies desnudo en Whatsapp. 

El portavoz del Vaticano, Alessandro Gisotti, negó haber sido informado de las acusaciones en 2015, pero admite que ha sabido de ellas desde el otoño del año pasado, cuando dijo que se inició una investigación interna de Zanchetta. Documentos internos de la Iglesia demuestran que autoridades de la institución, incluido el papa Francisco, conocían las denuncias de abuso sexual y desmanejos económicos que pesaban contra el ahora exobispo de Orán Gustavo Zanchetta, antes de darle un alto cargo en el Vaticano y trasladarlo a Roma. El religioso envió fotos íntimas desde su celular, acosó a seminaristas, no registró la venta de un importante inmueble y manejó fondos discrecionalmente, según la primera denuncia formal en el ámbito eclesiástico que hicieron cinco reconocidos sacerdotes de la ciudad norteña, presentación a la que accedió El Tribuno.

Además, estos se da poco después que fiscales de Salta abrieran dos investigaciones criminales basadas en acusaciones de abuso sexual contra Zanchetta. 

El retiro 

Según un informe de Christopher Altieri del Catholic Herald, Zanchetta confirmó por teléfono que asiste al retiro, que comenzó la tarde del 10 de marzo en una casa de retiro en las afueras de Roma.

El obispo, que está de licencia mientras se lo investiga, espera que el actual obispo de Orán termine el proceso de recopilar testimonios sobre las acusaciones en su contra, que se enviarán a la Congregación para los Obispos y, en última instancia, serán juzgados personalmente por el papa Francisco.

Los ejercicios espirituales anuales de la Cuaresma del Papa se llevan a cabo del 10 al 15 de marzo en la Casa del Divin Maestro en Ariccia, una ciudad situada a unas 30 kilómetros a las afueras de Roma, en el lago Albano. Al retiro asisten tradicionalmente el Papa y los miembros principales de la Curia Romana, especialmente los jefes de departamento.

El retiro de este año está siendo dirigido por el abad benedictino Bernardo Francesco Maria Gianni. Él dará meditaciones sobre el tema de la mirada y los gestos de Cristo en la vida del mundo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...