El juicio a Zambrani  concluirá el jueves

El Tribunal de Juicio recepciona hoy los últimos testimonios en el proceso contra Santiago Alfredo Zambrani, quien está imputado del femicidio de Paola Mariana Álvarez. De acuerdo con el cronograma establecido, la audiencia se reanudará el próximo jueves con los alegatos de los fiscales y los defensores de los acusados.

Ese día, luego de un cuarto intermedio, los jueces Mónica Mukdsi (presidenta), Roberto Faustino Lezcano y Norma Vera darán a conocer el veredicto. Zambrani está acusado del delito de "homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por mediar violencia de género en calidad de autor material". En tanto que sus padres, Amelia Inés Huergo y Alfredo Francisco Zambrani, están imputados de "partícipes secundarios".

La joven Álvarez, de 21 años, desapareció el 5 de mayo de 2017 y su cadáver fue encontrado 104 días después en un precipicio a un costado del camino de cornisa (ruta nacional 9), cerca del pueblo de La Caldera. Por la calidad del delito que se le imputa a Zambani, todo indica que los fiscales Pablo Paz y Ramiro Ramos Ossorio solicitarán que el acusado de 36 años sea condenado a perpetua.

Durante el desarrollo del juicio que se inició el 15 del corriente, surgieron testimonios que comprometen a Zambrani, quien de acuerdo con la acusación fiscal asesinó a Paola en su vivienda de barrio Autódromo y para lograr impunidad arrojó el cuerpo de la chica en el sitio donde la policía lo encontró. De la investigación surgió que el hombre, para desprenderse el cadáver, contó con la colaboración de sus padres, quienes le cedieron la camioneta para lograr su cometido.

Una de las teorías que se manejan es que Zambrani había matado a la joven por despecho, ya que la víctima había rechazado en varias ocasiones sus propuestas amorosas. Según el testimonio de los familiares de Alvarez y de su amigas el imputado la sometía a un acoso sistemático. La chica era de condición humilde y consideraba a Zambrani como un amigo y a pesar de sus desplantes permitía que este la buscara a la salida del colegio nocturno al que concurría y visitara su vivienda. Precisamente, la noche en que se perdieron sus rastros, Paola Álvarez estuvo en la casa que Zambrani alquilaba en barrio Autódromo. Allí habría sido dopada con un coctel de pastillas y alcohol y luego estrangulada.

Otra de las hipótesis es que el caso podría estar vinculado por cuestiones de las drogas, ya que varios testigos coincidieron en que Zambrani era proveedor de pasta base en boliches bailables de la ciudad. La propia madre de Paola dijo en su momento que detrás del crimen de su hija se ocultaba "algo groso" y dejó entrever que podría tratarse de drogas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...