Yasma, un proyecto que aún no es pero igual genera rispidez

El pasado 16 de mayo representantes del Concejo Deliberante de Salvador Mazza y del Comité Cívico de Yacuiba, junto a representantes de los bagayeros mantuvieron una reunión y elaboraron un documento para oponerse a lo que por el momento son trascendidos: la construcción de un nuevo puente que uniría la frontera entre Argentina y Bolivia, pero a varios kilómetros de distancia de las localidades de San José de Pocitos y Salvador Mazza.

Quien se había pronunciado en este sentido había sido Ramiro Vallejos, el alcalde de Yacuiba, importante ciudad del sur boliviano, y una funcionaria del área de Migraciones del vecino país, quienes consideraron que debe comenzar a discutirse la posibilidad de abrir un nuevo paso fronterizo y en cuya decisión deben tomar partida los ejecutivos nacionales tanto de Argentina como de Bolivia.

Pero según dio a conocer la prensa del sur de Bolivia, fue el apoderado legal del comité impulsor para la creación del nuevo municipio de San José de Pocitos, Marco Antonio Cardozo, quien manifestó una férrea oposición a esta iniciativa y dio a conocer que el lugar alternativo propuesto en ese documento elevado a ambas cancillerías propondría la zona de D'Orbigny distante a casi 50 kilómetros al este del actual cruce de frontera.

En sus declaraciones a la prensa del vecino país, el apoderado legal aseveró que "algunos empresarios compraron 19 hectáreas de terreno antes de trasladar el paso fronterizo y se empezaron a realizar trabajos de construcción en el lugar. Es una conspiración para generar plusvalía para dejar en vía muerta tanto a Salvador Mazza como a Pocitos". Estas aseveraciones fueron las que generaron alarma en ambos pueblos de frontera.

Pasaron 18 años sin novedades

Cabe recordar que el 27 de abril de 2001, una comisión de desarrollo fronterizo integrada por representantes tanto de Argentina como de Bolivia, recibía en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra el estudio de evaluación técnica, económica y financiera de un proyecto que optimizaría el cruce vial de las localidades de San José de Pocitos con Salvador Mazza.

Dos años más tarde la Comisión Mixta para la construcción del nuevo puente internacional aprobaba la ejecución de la obra conocida como proyecto Yasma (Yacuiba-Salvador Mazza) que consistía en la construcción de un puente vial de casi 100 metros de extensión sobre la quebra internacional y un complejo fronterizo integrado.

Pasaron varios años hasta que en 2009 en La Paz, Bolivia, autoridades de ambos países firmaron el acuerdo "definitivo" para la concreción de este millonario proyecto, consistente en un complejo fronterizo de 22 hectáreas que comprendía además las playas de carga y descarga y todas las oficinas de control aduanero y migratorio que quedarían unificadas en una sola oficina.

La firma del convenio se realizó en el Salón Verde de la Cancillería luego de lo cual se pasaba, supuestamente, a la ejecución del puente internacional.

La población del sur boliviano en esos años protagonizó varias luchas sociales para modificar el proyecto original para que el lugar elegido para el complejo no afecte la actividad de San José de Pocitos.

Pero durante una década nada más se habló del proyecto Yasma, hasta hace unas semanas, que el tema se reflotó y si bien con una marcada oposición por parte de quienes se niegan a que se construya en una zona que deje afuera al actual cruce fronterizo, al menos vuelve a estar en agenda en la zona de frontera.

Una obra muy necesaria

El presidente del Concejo Deliberante de Salvador Mazza, Héctor Ortega, precisó: "Seguramente en las próximas semanas vamos a reunirnos con gente de las localidades vecinas de Yacuiba y San José de Pocitos porque hay una nueva inquietud sobre este tema. Más allá de las diferencias que se generan por el tema de la localización, la concresión del proyecto Yasma sería una solución definitiva para una frontera donde hace años que no se hace nada en materia de infraestructura".

"Un puente antiguo como el actual y una realidad totalmente diferente a la que se vivía cuando se construyó, hacen necesario que alguna vez la Nación mire con interés a esta zona", consideró el edil de Salvador Mazza.

Lo cierto es que nuevos rumores agitan las aguas de los vecinos norteños, sin que hasta el momento haya nada concreto de parte de las autoridades de ambos países. Pero como dice el dicho: cuando el río suena...

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...