Caso Cintia Fernández: detuvieron a dos testigos por falso testimonio

 

Un expolicía y el exadministrador de un complejo habitacional quedaron detenidos hoy acusados de haber cometido "falso testimonio", al declarar como testigos en el juicio que se le sigue a un ex policía por el homicidio de Cintia Fernández, quien fue hallada asesinada el 3 de mayo de 2011 en su departamento de barrio Parque la Vega.

Fuentes judiciales informaron que se trata del expolicía Calixto Mamaní y de José Antonio Ormeño, quienes quedaron detenidos hoy a pedido del fiscal Ramiro Ramos Ossorio en el marco de una de las últimas audiencias de la etapa testimonial de este juicio, que comenzó el 13 de mayo pasado.

 

El fiscal solicitó la detención del expolicía Calixto Mamaní por la posible comisión de falso testimonio. En ese sentido, el Tribunal resolvió remitir las copias correspondientes al fiscal penal que por turno corresponda, y ordenó su inmediata detención. 

 

 

El expolicía era compañero del acusado, Mario Federico Condorí (39), en la Brigada de Investigaciones y en la División Trata de Personas, y participó, varios meses después del hecho, de una inspección ocular realizada en el departamento donde fue hallado el cadáver de Fernández, en el complejo habitacional Parque La Vega.

El fiscal aseguró haber encontrado algunas inconsistencias en el testimonio, por lo que pidió a los jueces de la Sala IV del Tribunal del Juicio de Salta, Norma Vera, Roberto Lezcano y Paola Marocco, la verificación en las actuaciones de la existencia de una manda judicial para que personal de la División Trata de Personas realizara una inspección en el departamento de la víctima.

Ante esta solicitud, el tribunal desalojó la sala, con la presencia de las partes verificó las actuaciones y comprobó que el testigo Mamaní no figura en ninguna de las actas individualizadas.

Por ello, los jueces resolvieron remitir las copias correspondientes al fiscal penal que por turno corresponda, y ordenaron la inmediata detención del testigo, que quedó a disposición del Juzgado de Garantías 1, por posible falso testimonio.

 

El pasado 15 de mayo declaró la oficial Jimena Núñez, quien intervino al inicio de la investigación del caso. Finalizada la testimonial, el fiscal solicitó su detención, ante un posible falso testimonio.

Lo mismo sucedió con Ormeño, que en 2011 era el administrador del complejo habitacional en el que vivía Cintia Fernández, y que quedó detenido por falso testimonio.

Hasta el momento, ya son tres los testigos detenidos por falso testimonio en este juicio, ya que en la tercera audiencia pasó lo mismo con la oficial Gimena Núñez, de la Brigada de Investigaciones, quien intervino al inicio de la investigación por la muerte de Fernández y fue jefa de Condorí.

Durante su testimonio, la investigadora estuvo nerviosa y contradictoria, por lo que al finalizar su declaración Ramos Ossorio solicitó su detención ante un posible falso testimonio, y el tribunal hizo lugar.


Declaró una amiga de Cintia

Por su parte, la amiga de la víctima que declaró durante la mañana manifestó que ubicaba a Condorí de vista. Contó que ella y Cintia lo habían conocido el mismo día, en un festival folclórico. Luego supo que su amiga había iniciado una relación con él. La testigo refirió que Cintia le había comentado que al principio estaba encantada porque el acusado la cuidaba, pero luego se volvió muy controlador y por ese motivo decidió terminar la relación.

Manifestó que Cintia era una chica muy libre y que, ante la actitud del imputado, se empezó a sentir asfixiada.

Dijo también que, luego de la ruptura con Condorí, su amiga le contó que había quedado en buenos términos con él. No obstante, desconoce si antes del hecho habían reiniciado el noviazgo porque veinte o quince días antes de la muerte de Cintia ellas habían tenido una discusión y se habían distanciado.

El juicio se lleva a cabo con tribunal colegiado integrado por los jueces Norma Beatriz Vera (presidenta), Roberto Lezcano (vocal) y Paola Marocco (vocal interina).

Cintia Fernández fue hallada sin vida por su madre, Ana Fernández, el 3 de mayo de 2011 en su departamento de la zona sur de la ciudad de Salta.

La joven, que según las pericias murió cinco días antes del hallazgo, falleció por asfixia por sofocación, y el informe médico estableció que presentaba traumatismo de cráneo con hemorragia intracreaneana, además de otras lesiones compatibles con golpes.

El juicio ingresó en su etapa final, ya que la etapa testimonial quedará cerrada el próximo jueves, y el 6 de junio se pronunciarán los alegatos de la partes, para dar paso luego al veredicto del tribunal.

 

Los datos

  • El 3 de mayo de 2011, en horas de la noche, Cintia Vanesa Fernández fue encontrada sin vida en su departamento, en el complejo Parque La Vega de la ciudad de Salta.
  • La joven falleció por asfixia por sofocación. El informe médico estableció que la víctima presentaba traumatismo de cráneo con hemorragia intracreaneana. Además presentaba otras lesiones compatibles con golpes.
  • Las pericias determinaron que Cintia V. Fernández habría fallecido el 28 de abril de 2011.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...