Denunciaron  censura en el Illia y el colegio lo niega

El martes, cuando se presentaba por octava vez el proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en el Congreso, el acontecimiento nacional tuvo su repercusión en un colegio local. Alumnas de la escuela de comercio 5.076 Dr. Arturo Illia denunciaron públicamente que, de manera violenta, las autoridades no les permitieron tomarse una foto con el pañuelo verde que simboliza la lucha por la IVE. Desde el establecimiento desmintieron las acusaciones.

En ciudades de todo el país hubo marchas y manifestaciones artísticas en apoyo al debate sobre el aborto. Para "visibilizar el atropello de los derechos de libre expresión", en un comunicado de prensa, la Coordinadora de Estudiantes Secundarios de Salta (Cesal) expuso detalladamente lo que ocurrió en Salta.

"A las 10.50 am, nueve estudiantes de 5´ año del mencionado colegio, en el horario del recreo, se dirigieron hacia el patio de la institución para tomarse fotografías con el pañuelo verde. En ese momento recibieron la orden de volver a ingresar a sus respectivos cursos, aunque el recreo aún no había finalizado, la orden fue dictada primeramente por la preceptora de quinto año y luego por la Sra. vicedirectora, María Albornoz. Se ordenó a las estudiantes ingresar a los cursos de manera repetitiva, lo cual vino acompañado de empujones que proporcionó la Sra. Albornoz a las alumnas", difundieron.

En el comunicado se denunció, además, que la vicedirectora argumentó que "ese tipo de actividades" no estaban permitidas por el establecimiento. Además, los jóvenes detallaron que, durante una reunión posterior con los delegados de los cursos a los que asisten las alumnas, la educadora indicó que se pondrían amonestaciones.

"Este mismo establecimiento ya tiene antecedentes durante todo 2018 por violación de derechos estudiantiles, persecución política y abuso de autoridad por parte de los directivos. Problemáticas que durante este año siguen vigentes e incluso se profundizan", finaliza el comunicado que hace hincapié en la violación de la "libertad de expresión, libertad de libre asociación y libertad de reunión pacífica presentes tanto en nuestra Constitución Nacional, como la Convención de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes", señalaron.

Por su parte, la vicedirectora del colegio, al que asisten más de mil alumnos, negó los hechos y aseguró que se violaron las normas al no cumplir con los horarios de clases. "Se las amonesta porque no ingresan al curso en el horario establecido. El recreo comenzó a las 10.50 y termina a las 11. Ellos ingresan al aula luego de que el preceptor y profesor los van a buscar. Hasta que llego yo y les pido por favor que fueran al aula, siendo que el profesor estaba en el aula. Ya había pasado el recreo", aseguró María Albornoz, quien fue acusada de "violenta" por las alumnas.

"No se las empujó y solo se les pidió que vayan al curso a tomar clases. Es más, en el colegio hay cámaras en todos lados donde se puede observar que no se las empujó. Estaban en el patio gritando, agitando y no dejaban dar clases a los otros cursos", sostuvo la vicedirectora.

Sobre la posibilidad de expresarse en el horario de recreo, Albornoz indicó que "no hay problema".

"Es un colegio muy abierto al diálogo. Intentamos la integración de los alumnos y hay que respetar la diversidad de opiniones", agregó.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...