La ruta provincial 23 está  en estado deplorable

La ruta provincial 23, en su extensión de 13 kilómetros entre Rosario de Lerma y Cerrillos, está completamente estropeada en todo su recorrido.

El problema es que une dos localidades vallistas habitadas en las zonas urbanas por alrededor de 60 mil personas.

Por día son entre 7 y 8 mil los vehículos que la transitan, entre livianos, medianos y pesados, particulares, de carga o de transporte de pasajeros.

En medio del recorrido, por otra parte, está ubicada una escuela y a cada lado de la misma están construyéndose media docena de loteos y hay parajes ya habitados por muchísima gente.

Es la principal vía de acceso a Rosario de Lerma y, últimamente, debido a las lluvias del verano, es el único nexo entre las comunidades del sur de la región con Salta capital.

Esto se verifica porque al ocurrir cortes sobre la ruta nacional 68, a la altura de La Merced, los conductores se ven obligados a tomar el camino de La Florida pasar por Rosario de Lerma y salir luego a Cerrillos para retomar la vía nacional.

Por eso, la provincial 23 es estratégicamente vital para la vida social y productiva de toda esta zona.

Pero viajar por esta ruta en estos tiempos es sumamente peligroso. Entre los baches surgen las grietas, la falta de banquinas, la iluminación escasa y la falta de señalización. Hace 13 años se registró la única repavimentación concretada desde la década del 50.

Ahora, los miles de habitantes esperan que se concreten las mejoras que están presupuestadas, pero no se realizan por falta de dinero.

"Pudimos establecer como prioridad en los últimos dos presupuestos provinciales la repavimentación de esta ruta, pero es sabido los recursos de la Nación hacia la provincia han disminuido. Esto impacta en este tipo de obras, que quedan postergadas", enfatizó sobre el tema Mario Vilca, diputado provincial rosarino.

La obra fue presupuestada por alrededor de 82 millones de pesos hace 2 años. Esos recursos no están por ahora.

"Insistimos en este presupuesto 2019 sobre esta obra, pero la realidad es que no hay dinero. Debemos esperar, aunque la situación es complicada en todo el tramo", dijo Vilca.

Falta de mantenimiento

Este no es el primer artículo dedicado a esta obra. Hoy, la ruta provincial 23 es insegura para la circulación de cualquier vehículo. Numerosos episodios viales son a consecuencia de la falta de mantenimiento en general. Desde banquinas hasta la iluminación. A pesar de tener el campamento de Vialidad de la Provincia en medio del tramo entre las jurisdicciones de Rosario de Lerma y Cerrillos, los baches abundan por doquier.

"Estamos buscando la manera de que esta obra se realice lo antes posible. Aunque los montos se deben actualizar para la repavimentación. Es vital para la seguridad de nuestros vecinos", afirmó el diputado.

El lunes pasado sobre el sector de paraje San Martín ocurrió un accidente en donde una motocicleta chocó en la parte posterior de un tractor. Ambos circulaban en la misma dirección. Al parecer, por los testimonios de los accidentados, los baches habrían sido la principal causa del accidente.

"No hubo víctimas fatales en esta ruta en el siniestro vial del lunes pasado, pero son frecuentes los choques y vuelcos por el estado de la misma", comentó un policía de Seguridad Vial.

La falta de banquinas e iluminación es otro tema a solucionar muy pronto. Este tema no depende de una obra de envergadura, más bien responde a responsabilidades compartidas de los organismos provinciales y autoridades locales.

El exceso de yuyales en los márgenes de la ruta provincial es un factor común que incide en los accidentes. Ni hablar de la iluminación del tramo. Por kilómetros la iluminación se mantiene, en otros no existe desde hace tiempo. Estas malas condiciones de la provincial 23 son el caldo de cultivo de casi todos los accidentes viales.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...