La temible altura, el “fantasma” que el gran 10 argentino “mató” para siempre

Lionel Messi, pese a “regalar” un tiempo, redondeó un buen partido en el triunfo sobre Bolivia y festejó por primera vez en su tercera visita a La Paz.

“Gran triunfo en la altura, donde siempre cuesta más. Aún queda muchísimo, las eliminatorias recién arrancan y nos alegra mucho haber conseguido estos dos triunfos”, escribió Lío en su cuenta de Instagram luego del partido.

El crack rosarino fue de menor a mayor, mejoró a la par del equipo y fue determinante en la jugada del gol de la victoria convertido por el ingresado Joaquín Correa.

En el primer tiempo, el 10 se ubicó por la derecha y no tuvo mucho contacto con la pelota, salvo en las intervenciones como ejecutor de la pelota parada y un tiro desviado de media distancia sobre el final.

Ya en la segunda parte y con el marcador 1-1, Messi tuvo más protagonismo y fue artífice de los mejores ataques del equipo dirigido por Lionel Scaloni.

Su mejor jugada fue antes del gol del jugador de la Lazio, cuando se sacó dos rivales de encima con su habitual gambeta como extremo por derecha y asistió a Lautaro Martínez, quien lanzó un fuerte remate que rechazó el arquero Carlos Lampe, en la más clara.

Unos minutos después, la Pulga inició la jugada que terminó en el gol del tucumano Correa con recuperación tras una mala salida de la defensa boliviana y un buen pase para Lautaro Martínez, quien luego abrió para el ingreso por izquierda del ex-Racing.

La estadística de un hombre que en el Barcelona se cansó de quebrar récords, pero que en la Selección aún tiene cuentas pendientes, dirá que Messi festejó su primer triunfo en La Paz y, si bien aún no pudo marcar, se sacó de encima el gusto amargo de las dos visitas previas: el 1-1 de 2013 y el 1-6 de 2009, con Maradona como DT.
 

Un paseo por La Paz

  • Scaloni la tuvo clara.  “Sacando los 15 minutos iniciales, fuimos un equipo que dominó y sabía a lo que estaba jugando. Hemos cumplido el trámite, que era aguantar los ataques en los primeros minutos. Los que entraron lo hicieron bien y le dieron más altura al equipo”, expresó en conferencia el DT Lionel Scaloni.
  • ¿Qué partido vio?.  El arquero de Bolivia, Carlos Lampe, expresó su “bronca” por la derrota, al afirmar que ellos fueron “muy superiores”. “Nos vamos con mucha bronca porque estuvimos 60 días encerrados”, dijo, al borde del llanto. “Fue mala fortuna, el primer gol de ellos fue un blooper”, manifestó sin empachos.
  • Final con mucho "Lío".  Al final del partido, Messi recibió la amarilla por haber discutido con Martins, también amonestado, quien le habló permanentemente, incluso en el minuto de silencio por las víctimas de coronavirus La bronca de Messi continuó luego con Lucas Navas, integrante del cuerpo técnico de Bolivia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...