Una mente brillante que creció guiado por mentores

Benjamín Tula (14) es una de los nuevos prodigios que tiene el ajedrez salteño. Recientemente se coronó como campeón salteño sub-14 y además quedó en el primer puesto del ranking de la Federación Salteña. En apenas una líneas se resumieron algunos de sus logros, los últimos, pero detrás está la historia de este trebejista de Rosario de la Frontera que lleva la mitad de su vida entre el tablero y las piezas del juego ciencia. 
Desde que comenzó a jugar a los siete años nunca más paró y fue ganando varios campeonatos. Como si fuera poco, en lo que va del 2020 ya obtuvo diez torneos, mantiene la ambición y busca sumar otros éxitos en el par de meses que restan para cerrar el año.
“Aparte de los diez campeonatos que gané este año, también gané seis más en las categorías sub-14, uno del sub-18, y otro campeonato que fue un torneo en el secundario de la escuela. En este último torneo, el Campeonato Salteño, compiten todas las localidades de Salta, éramos once jugadores y allí gané cinco partidas”, expresó Benjamín a El Tribuno. 
Una de las particularidades de la vida de Benjamín, es que desde que empezó a desarrollar su talento innato, fue prácticamente “adoptado” por un grupo de reconocidas ajedrecistas de la Ciudad Termal.
Ellos son el periodista Rubén Heredia, el bioquímico Dante Dilascio, el doctor Ferrari, el ingeniero Raúl Richi, el Turco Quinteros y su mentor, el doctor Luis Asrín. El joven es parte de este grupo desde hace siete años. 
“Con ellos aprendí y sigo aprendiendo porque saben mucho. Cada que vez que iba todos me enseñaban cosas nuevas. Me encanta juntarme con ellos por las tardes, mientras compartimos me dan consejos, o con solo verlos jugar, para mí ya es un honor. El ajedrez es lo que más me gusta hacer en mi vida”, sostuvo el talentoso rosarino.
A su turno, Luis Asrín contó cómo fue creciendo Benjamín hasta llegar a este momento plagado de éxitos. “Nosotros siempre jugábamos al ajedrez, y luego Benja al interesarse por esta disciplina un día se llegó por el Automóvil Club y ahí empezamos a jugar. Luego fue creciendo una amistad, además siempre le paso apuntes, libros y consejos para que pueda mejorar”, contó el doctor.
“Él tiene un gran talento, una habilidad muy especial que le ayudó a crecer rápidamente, es increíble la capacidad que tiene para jugar y para ganar torneos”, destacó orgulloso.
Sobre los beneficios de jugar ajedrez, Benjamín expresó: “A mí me sirvió mucho para la escuela, agiliza la mente, ayuda a resolver con facilidad cualquier ejercicio. También ayuda a planificar, a controlar el nivel emocional, ayuda a desarrollar estrategias, en definitiva, hasta ayuda a transitar la vida misma”, destacó Benja.

Preparando campeones

Tula, además, de jugar da clases de ajedrez a dos jóvenes promesas. “Le enseño a dos amigos, uno es Alejandro Reynoso, quien también compitió en el Campeonato Salteño sub-16, tiene quince años y salió segundo”, contó Benjamín. “También le enseño a Ada Lagorio, ella jugó en el torneo sub-12, en el cual participé años atrás. Ada quedó tercera, dentro del podio”, agregó el flamante campeón salteño en sub-14 y subampeón en segunda. 
Un dato a tener en cuenta es que Tula recientemente ganó un torneo cuyo rival es un cordobés finalista para jugar el mundial de ajedrez. 
Además Tula participó en varios torneos, tales como el Nacional de Ajedrez en San Luis (2017), el 12º Nacional de Ajedrez de Escuelas Primarias en Mendoza (2014), el Nacional de Ajedrez de 2016 y el Nacional Intercolegial de Ajedrez para Escuelas Primarias en Bariloche; entre sus primeros puestos también se destacan los triunfos en el torneo Biblioteca Popular en la Ciudad Termal y Domingo Sarmiento en 2018.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...