Con asado y  droga violó  a su amigo:  pagará con ocho años

La Justicia le aplicó una severa condena a un hombre que obtuvo una rápida mala fama en Orán, por invitar a su amigo a una trampa sexual, que urdió droga de por medio.

Su víctima no dudó en denunciarlo en abril del 2019, y relatar lo que padeció.

Carlos Sebastián Pérez, de 37 años, alias "Cabeza y Cuchi" recibió la pena de ocho años de prisión efectiva por haber cometido el delito de abuso sexual con acceso carnal.

Los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, Héctor Fabián Fayos, Raúl Fernando López, y María Laura Toledo Zamora, ordenaron el traslado de Pérez a la Unidad Carcelaria 3 de Orán, donde continuará alojado.

Una vez firme la sentencia, se enviará a la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) la totalidad de la documentación, tres fotografías (una de frente y una de cada perfil), y fichas dactilares del condenado, para que se proceda a su inscripción en el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a delitos contra la integridad sexual y al Registro Provincial de Condenados vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual.

La trama de un abuso

El hecho se cometió en abril del año 2019, en un establecimiento maderero ubicado en la periferia de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán.

El ahora condenado violador habitaba una vivienda colindante y anexa con el aserradero y trabajaba como sereno.

Aquel día había invitado a su amigo a comer un asado y a ingerir bebidas alcohólicas, ya que le dijo que estaba solo y deseaba compartir la comida y la bebida. El joven, entonces de 22 años, no se dio cuenta de que en la bebida el sujeto le había adosado drogas que prontamente lo hicieron perder el conocimiento.

Cuando el joven despertó se encontró con la ropa interior y su pantalón abajo y se dio cuenta de la agresión sexual sufrida.

En ese momento, le advirtió a su victimario que lo iba a denunciar y que no iba a parar hasta verlo preso.

Se supo entonces que la víctima fue interceptada en la calle por el acusado, y desde allí lo condujo hacia la trampa que había urdido.

Al aserradero ubicado en las calles Juan Azurduy y Arenales, en la ciudad de Orán, los policías llegaron con urgencia y no hallaron al sujeto.

Desde entonces el abusador quedó detenido a la espera del proceso penal y con las declaraciones de la víctima y la reconstrucción fiscal del hecho las pruebas en contra del depravado fueron casi contundentes.

La violación no había sido un hecho fortuito, sino tramada con anterioridad al convite, es decir el ahora condenado tenía en sus planes llevar a una víctima hasta el solitario domicilio industrial.

Con ese plan invitó a su joven amigo a comer el asado en el predio maderero, pues estaba solo y tenía al parecer todo como para pasar una jornada agradable.

Lo relatado por la víctima hizo suponer que jamás podía imaginarse que todo era una emboscada sexual del sujeto que hacía de anfitrión y que en realidad la diversión de éste era su invitado.

El hombre abusado dijo en su momento que con algunos tragos quedó inconsciente y que ese estado le duró varias horas.

Al despertar no halló al sujeto en las cercanías, dándose con que se hallaba semidesnudo y abusado.

Aún en el dolor del momento el joven no dudó en buscar asistencia.

En pocos minutos se presentó en la subcomisaría 9 de Julio y radicó la denuncia por abuso sexual.

Al joven le realizaron todas las pericias médicas que sellaron la suerte de su violador al quedar probado su delito y las artimañas utilizadas para conseguir su deleznable fin.

El sujeto fue aprehendido con posterioridad y a pesar de dar un relato o versión de los hechos que lo desincriminara, nada pudo hacer con el cúmulo de pruebas en su contra obtenidos por la investigación fiscal.

Los jueces Héctor Fabián Fayos, Raúl López y María Laura Toledo Zamora lo condenaron a 8 años de prisión y ordenaron que sea la unidad Carcelaria 3 de Orán, su nuevo domicilio.

.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...