La negociación con bonistas seguirá más allá del viernes

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó ayer que las negociaciones con los acreedores "continuarán", y reconoció que existen "grandes posibilidades de que el deadline sea extendido" más allá de este viernes, cuando vence el plazo para que los bonistas informen si aceptan la propuesta argentina.

"Las negociaciones continuarán, necesitamos una resolución ordenada, lo que necesitamos es un acuerdo sustentable", dijo Guzmán al participar por teleconferencia de un encuentro organizado por la Cámara de Comercio de EEUU en la Argentina, junto al US Argentina Business Council.

Ante un auditorio conformado por representantes de empresas estadounidenses con intereses en el país, Guzmán reconoció que "se ve valor en las ofertas" presentadas recientemente por los acreedores, que permiten acercar las puntas de la negociación, por lo que consideró que "hay grandes chances de que la fecha límite sea extendida".

El próximo 22 de mayo vence el nuevo plazo que fijo el Gobierno para aceptar la oferta para canjear 67.000 millones de dólares en deuda emitida bajo ley extranjera. Tras haber alcanzado poca participación en el primer llamado, que caducó el 8 de mayo pasado, la Argentina extendió el plazo de la oferta y logró que los acreedores presenten tres contraofertas, con el objetivo de que se acerquen un poco más a la propuesta oficial.

También el próximo 22 es la fecha límite para pagar vencimientos por 503 millones de dólares de bonos con legislación extranjera, que originalmente debían ser abonados el 22 de abril pasado, lo que puede determinar una situación de default para el país.

"La fecha del 22 de mayo es anecdótica; estamos en un proceso de negociación para alcanzar un acuerdo. Y nuestro acceso al financiamiento se perdió", sostuvo Guzmán al ser consultado por el vencimiento en cuestión.

Sea cual sea el resultado del viernes, según la opinión de especialistas y de funcionarios relacionados con el tema deuda, el próximo viernes se produciría un default técnico, debido a la imposibilidad de la Argentina de procesar la operación en el cortísimo plazo.

"El acuerdo tiene que ser exitoso para darle a la Argentina las condiciones para volverla de pie", dijo Guzmán, quien recalcó que "la Argentina no puede tener condiciones diferentes que no conduzcan al crecimiento económico".

La propuesta presentada por Argentina incluye un período de gracia de tres años, es decir empezar a pagar recién en 2023 cupones (intereses) con un tasa inicial del 0,5%, que se incrementaría paulatinamente hasta un interés promedio del 2,33% y una tasa máxima de 4,875%.

La conferencia virtual fue moderada por Neil Herrington, viepresidente senior de la US Chamber of Commerce, y contó con la presencia de Alejandro Díaz, CEO Amcham Argentina, entre otros. Díaz expresó "un fuerte apoyo al proceso" de reestructuración de deuda de la Argentina.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...