Por el virus, la economía argentina  caerá 7,3%, según el Banco Mundial

En medio de la pandemia, la economía argentina se contraerá por encima de lo previsto este año, un 7,3 por ciento, según una nueva proyección lanzada ayer por el Banco Mundial.

El comportamiento de la producción de bienes y servicios del país será levemente peor que el promedio de América Latina, que retrocederá 7,2%.

Tras la caída del presente próximo, la Argentina logrará una recuperación del 2,1% en 2021, según el informe.

El Banco Mundial revisó a la baja las previsiones de la economía latinoamericana en 2020, frente a la anterior previsión de abril, que apuntaba a una caída del 4,6% este año.

La entidad alertó que el COVID-19 empeoró en forma significativa las condiciones económicas de la región, donde la mayoría de los países establecieron cuarentenas como respuesta generalizada a la pandemia. De hecho, se estima que Argentina tendrá una de las cuarentenas más prolongadas del mundo.

Alertó que las previsiones en la región son "mucho peores que las de la crisis financiera global", y reflejan el deterioro en las condiciones financieras y la caída en los precios de las materias primas, así como la propagación de una recesión global.

Para Brasil, la primera economía latinoamericana, el Banco Mundial proyecta una caída del 8% en 2020 y una recuperación del 2,2% en 2021.

En el caso de México, que es la segunda, anticipa una contracción del 7,5% en 2020 y un repunte del 3% en 2021.

"Las condiciones económicas en América Latina y el Caribe han empeorado de manera dramática a raíz de los efectos que la COVID-19 ha tenido a través de América Latina y el Caribe", alertó el informe.

Advirtió que la región comenzó con un pequeño número de casos de COVID-19, pero las propagaciones en la región han crecido de manera rápida.

"En muchos países el número de casos registrados podría ser mayor a los datos oficiales", advirtió el organismo.

El informe consignó que la caída en los precios de las materias primas afectó a varios países de la región, sobre todo en aquellas que son productores de petróleo y gas.

"Las caídas abruptas de Estados Unidos y China han deteriorado las cadenas de suministro de México y Brasil, y han causado una caída pronunciada en las exportaciones de economías productoras de materias primas como Chile o Perú", alerta.

Además, indicó que "la contracción severa de la economía de Estados Unidos en el segundo trimestre afectó al comercio de Centroamérica así como a la llegada de remesas".

Dijo que ante el aumento del riesgo en los mercados financieras, América Latina sufrió una repentina salida de capitales "mucho más severa" que la que tuvo lugar durante la crisis financiera de 2008, lo que ha conllevado a una depreciación de las monedas locales y un aumento en el riesgo de los bonos soberanos.

Estimó que la superación de la pandemia permitirá levantar las medidas nacionales de confinamiento a mediados de año en las economías avanzadas y un poco más tarde en las emergentes y en desarrollo, como es la de Argentina.

"Las repercusiones negativas a nivel mundial perderán intensidad durante la segunda mitad del año y las perturbaciones a los mercados financieros no se prolongarán en el tiempo, que permitirá a la economía mundial un rebote del 4,2% en 2021", según la previsión.

El informe señala que ese crecimiento "será insuficiente para compensar completamente la pérdida de actividad estimada para 2020".

Por las distorsiones económicas que genera la crisis sanitaria, el banco prevé que la actividad de las economías avanzadas bajará 7% en 2020 y que los mercados emergentes y las economías en desarrollo se contraigan 2,5% este año, su primera recesión como grupo en al menos 60 años.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...