Caravana de la fe de los devotos de la Virgen del Perpetuo Socorro

La tradicional procesión de la Virgen del Perpetuo Socorro se realizó ayer en la ciudad, pese a que entre viernes y sábado se registraron 28 casos positivos de COVID-19 en Salta. Una larga caravana de devotos acompañó la imagen religiosa por las calles céntricas.

Si bien la procesión se hizo en vehículo, inevitablemente aglomeró gente en las esquinas de la parroquia ubicada en Leguizamón al 800 (en 25 de Mayo y en 20 de Febrero) y a lo largo de todo el recorrido por Sarmiento, Belgrano, Zuviría, Rivadavia, Mitre y de vuelta por Leguizamón.

Fieles con barbijos, abrazando sus pequeñas imágenes o rosarios y lágrimas de emoción fueron la postal de la tarde cálida. Muchas abuelas y abuelos que por más que no tienen auto decidieron acercarse a saludar a la Virgen Gaucha, como también se la conoce. Hubo un centenar de automóviles ornamentados de forma creativa con la imagen religiosa, ponchos salteños, globos y cadenas hechas de papel crepé.

Por momentos en las esquinas, donde estaban las vallas, alguien disuadía para que se respete el distanciamiento social de 2 metros, sin embargo nadie quiso perderse la llegada de la imagen y posteriormente el desfile de vehículos y fortines gauchos.

El arzobispo Mario Antonio Cargnello en su mensaje señaló que "la experiencia de la pandemia le exige a todas las iglesias ser una Iglesia de la caridad, abierta el corazón de Dios, para que él nos llene con su amor. La Iglesia tiene que abrir el corazón a sus hermanos".

En otra parte de su homilía, el obispo añadió que las fiestas de la Virgen del Perpetuo Socorro, tan especiales este año, como todas las fiestas religiosas, son fiestas para consolidarnos en la fe, no tengamos miedo, la vida eterna es la vida plena. La concentración en nuestros hogares entre nosotros es una oportunidad para crecer en esa vida plena".

Cargnello instó a no tener "miedo". "La Virgen está muy cerca de nosotros, al lado nuestra, ella es nuestro perpetuo socorro. Ánimo hermanos hay que seguir adelante, siempre hay alguien nuestro que nos necesita, no esquivemos el bulto, siempre estemos dispuestos a extender una mano es lo que nos pide el señor este año", finalizó.

Desde uno de los autos, Cristina Soruco le dijo a El Tribuno: "Acompañamos en familia de una manera muy distinta por todo lo que está pasando, pero agradecidos". El matrimonio es devoto desde la niñez y ayer acompañaron a los jóvenes de la pastoral juvenil. "La virgen es madre misionera, madre de los gauchos, es la que nos acompaña cada vez que salimos a misionar", la describió.

Daniel Ledesma, vicerrector del Instituto Ramón Carrillo, destacó: "Siempre participamos, este es un año atípico pero acá estamos: presentes".

Un poco de historia

 La familia redentorista posee como un don el ícono de la Virgen del Perpetuo Socorro, lo entregó el Papa Pío IX en 1865 y desde el año siguiente recibe culto en Roma.
El icono original del Perpetuo Socorro es una tabla pintada al temple sobre nogal. Su autor pudo ser algún artista griego del S. XIV o XV. Procede de la Iglesia oriental de Europa, más en concreto de la isla de Creta, en Grecia. Como género iconográfico mariano pertenece a las llamadas “Virgen de la Pasión”, por los elementos pictóricos que componen el icono: se destaca María y el Niño Jesús, a la derecha el arcángel San Miguel y a la izquierda, el arcángel San Gabriel, sosteniendo los instrumentos de la pasión de Jesús en el calvario.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...