Fue una jornada intensa la que se vivió ayer en Cafayate. La polémica ordenanza aprobada por amplia mayoría en el Concejo Deliberante sobre la aplicación de una "eco tasa" de 50 pesos a los turistas que quieran visitar la localidad provocó un revuelo de singular magnitud, jamás imaginada por los autores y promotores de la polémica normativa.

Desde temprano los comentarios y repudios a la medida se viralizaron por las redes sociales y llegaron a un punto de máxima expresión cuando la mayoría de ellos coincidía en una medida "anti Cafayate", una especie de boicot contra la ordenanza, promocionando destinos alternativos en la región.

Los comentarios de ese tipo llegaron desde distintos lugares de la provincia y del país y se orientaban en torno de la misma dirección: la búsqueda de otros destinos ante una medida de inaceptable. Allí fue cuando aparecieron los peligrosos efectos de una medida negligente que no midió las consecuencias directas sobre la industria turística, no solo de Cafayate sino de toda la provincia.

Hasta ese momento, integrantes de la Cámara de Turismo de Cafayate mantenían reuniones con el intendente Fernando Almeda, quien en horas del mediodía viajó a Salta capital. Anoche, al cierre de esta edición, el jefe comunal, con mucho apuro y pocas ganas de hablar, adujo que estaba de retorno a Cafayate, luego de varias reuniones que había mantenido con autoridades de turismo en esta capital.

Conferencia

Se supo que en la mañana de hoy el intendente Almeda brindará una conferencia de prensa donde anunciará el veto a la polémica ordenanza -aprobada casi por unanimidad en el Concejo Deliberante- y tratará de explicar las razones que llevaron a los ediles a aprobar esa medida.

Tal vez por el revuelo y ante lo delicado de la situación, nadie quiso brindar mayores explicaciones. El Tribuno intentó comunicarse sin éxito con Pablo Kishimoto, de la Cámara de Turismo de Cafayate. El ministro de Turismo de la Provincia, Mario Peña, también se mantuvo en esa línea.

Mientras tanto, el autor de la ordenanza, Facundo Guzmán, aseguró a medios locales que la intención de la normativa había quedado "desvirtuada", ya que fue elaborada antes de la pandemia. No obstante, en los argumentos del instrumento aprobado, se establece claramente que la "eco tasa" se aplicará en forma general a todos los visitantes mientras dure la restricción sanitaria por el coronavirus.

Con todo esto, la pregunta es si la crisis originada por la pandemia no obliga a un fuerte planteo de las políticas en materia de turismo, con el objetivo de preservar la actividad y evitar daños mayores.

Las situaciones que se vienen dando con el turismo en la provincia, en el contexto de pandemia y las medidas que se adoptan en forma heterogénea por los intendentes y en este último caso por los concejales, advierten sobre una falta de perspectiva de la política de Estado que significa el turismo y lo que se viene haciendo en la provincia desde hace muchos años. Hay políticas que necesariamente deben mantenerse en el tiempo, a pesar de cualquier crisis.

Pacientes en terapia

Hasta el lunes, dos pacientes estaban en la Unidad de Terapia Intensiva, según informó el jefe de Vigilancia Epidemiológica de la provincia, Francisco García Campos. Uno de ellos se encontraba con asistencia respiratoria mecánica (ARM). A estos dos se sumaron nuevos ingresos según lo relevado por El Tribuno. En el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal hay dos pacientes en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica.
En Orán, dos casos esperan los resultados del PCR por haber sido contacto estrecho de un caso confirmado de Colonia Santa Rosa. Ambos fueron ingresados a la Unidad de Terapia Intensiva por síntomas respiratorios críticos. “Son casos sospechosos”, indicaron desde el San Vicente de Paúl.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...