Un corto que apunta a la esperanza a pesar del Covid-19 ganó Plató!

Se conocieron los resultados de Plató! Filmá en Salta, el concurso de cortometrajes que la Secretaría de Cultura de la Provincia había lanzado con un formato muy singular y cuya temática era “la nueva normalidad”. 

El jurado, conformado por Andrea Rico y Daniel Marinaro, eligió otorgar el Premio de la Secretaría a la obra “Recreo”, de la realizadora audiovisual Bárbara Rodríguez Berman, que recibirá $30.000. 

En su dictamen Rico y Marinaro señalaron que “sostiene una visión auténtica, además de una cuidada puesta en escena y precisión narrativa. Con una mirada poética, esperanzada y sobrecogedora, la directora invita a salir del hastío, la preocupación y tomar un respiro. A través del sentir de tres jóvenes que con una acción disruptiva se lanzan al espacio abierto, a la danza, la música y el abrazo que los envuelve”. También destacaron la participación del grupo Cuerpes, movimiento experimental y la inclusión de música original. 

En “Recreo” Rodríguez Berman con el uso extradiegético de noticieros televisivos o boletines informativos radiofónicos contextualiza la pandemia. Además, muestra el contraste entre el adentro y el afuera, el encierro versus la libertad. A sus tres personajes cuando están aislados se los ve abatidos y llevando una existencia monótona. Para denotar el peso de la rutina en ellos divide la pantalla en tres. Estos primeros planos sofocan y logran que el espectador sienta la falta de oxígeno propia de las cuatro paredes, mientras que el plano abierto con que retrata su salida oxigena tanto a los protagonistas como a quien ve esta ficción. Los afectos en la distancia se hacen presentes en la toma final y en el contacto humano que nos robó el coronavirus y que nos espera en cada “recreo” al pasar de una comunicación virtual a una real. 

En diálogo con El Tribuno, Rodríguez Berman señaló que el gran reto que comportó este certamen para los participantes fue el de haber logrado una ficción integral en diez días. A esto se sumó la adrenalina de que la consigna de libre interpretación, “la nueva normalidad”, les haya llegado por email el primer día del concurso. Sin embargo, también les dio la oportunidad de ejercitar su capacidad de priorizar horas de luz, tomas y planos con un margen acotado de error y pasar por maratónicas jornadas de edición. “Como a todos, la pandemia me pone triste, me desmotiva la incertidumbre y el corto fue una oportunidad para poner esos sentimientos y un final esperanzador, el que queremos, en el que el amor es lo más fuerte del planeta, queríamos hacerlo y saber que había personas que lo iban a ver y sentir igual que nosotros”, describió Bárbara. Agregó que el rodaje de la ficción en sí mismo fue un recreo “nos reímos mucho y lo pasamos muy bien”. Sobre su mensaje, esta vez colectivo, detalló: “Estamos convencidos los siete de que las personas nos ayudamos, cuidamos y protegemos y en este momento esas caricias aunque no sean físicas son lo más importante para estar bien”. 

El Premio del Público

Por otra parte, el público consagró, con 1.223 votos, a “Los huevos de Susana”, de Julián González Garrido y Tadeo Pestaña Caro, que recibirán los $15.000 del Premio Río Uruguay Seguros. De este, el jurado subrayó “que a través de muy buenas actuaciones y una dirección y puesta en escena precisa, nos acerca a pequeñas problemáticas de la cotidianidad familiar, que en contexto de pandemia se vuelven auténticos desafíos que despiertan acciones heroicas. Es a su vez, notable la actuación de Susana Racioppi, su protagonista”. Para Julián González Garrido el mayor escollo lo constituyó cumplir estrictamente con el protocolo para filmar en esta situación sanitaria y extremar los recaudos porque sus dos actores principales pertenecen al grupo de riesgo. Sin embargo, sobre la realización remarcó que al estar exigidos por el certamen “la creatividad fluyó. Al tener poco tiempo no te podés desviar demasiado del carril por el que estás yendo, hay un proceso creativo muy rápido que te pide procesar todo lo que se te ocurre”, sintetizó. 

Una lectura interesante para “Los huevos de Susana” es que indaga en la carga emocional del ama de casa que lleva a aquel exceso imprudente que arrostra peligros con que puede verse reaccionar a la Susana del título, que no duda en sacarse el corpiño y ponérselo de barbijo si con ello conseguirá cumplir con su familia. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...