Docentes de la Memoria recuerdan la masacre de El Gallinato

Hoy se cumplen 44 de uno de los peores crímenes del terrorismo de Estado en la provincia de Salta: la denominada masacre de El Gallinato. Desde la Red de Trabajadores de Educación por la Memoria, un grupo de docentes salteños, comenzó a desarrollar materiales y actividades para que sus pares los puedan utilizar en los contenidos de Verdad, Memoria y Justicia, la cual es una temática presente en la currícula escolar de diferentes niveles de la escolaridad obligatoria y aparece abordada en los contenidos curriculares de todos los niveles, vinculados con los saberes del campo de lo social, histórico y de la formación ética y ciudadana.

En plena pandemia se adaptan y comparten materiales audiovisuales y se proponen actividades.

En la noche del 24 y el 25 de septiembre de 1976 los grupos de tareas, en varios operativos simultáneos, secuestraron, asesinaron y desaparecieron a personas en Salta.

El saldo de aquellas dos noches fue de 5 desaparecidos y un chico de 18 años asesinado. 

Las víctimas fueron Gemma Fernández, Héctor Gamboa, Silvia Aramayo, Daniel Loto Zurita y los estudiantes Carlos Figueroa Rojas y Martín Miguel Cobos.

A Martín lo acribillaron cuando intentaba huir del operativo que invadió su casa en medio de la oscuridad. Su único pecado fue estudiar en la UNSa y ser hermano de Enrique, militante en Montoneros. 

Carlos era estudiante de Económicas de la UNSa, trabajador y militante de JUP (Juventud Universitaria Peronista), secuestrado, detenido y desaparecido hasta hoy.

Daniel Roberto era militante. Fue secuestrado y desaparecido. Lo “chuparon” de su casa de calle Ituzaingó al 300 y no se supo nada más de él.

En la casa de Silvia entraron por la fuerza la noche siguiente. Buscaban a la joven docente de la UNSa que había sido “marcada” por Juan Manuel Ovalle, el genocida que se hacía pasar como alumno.

Héctor y Gemma eran pareja, militaban en Montoneros, y tenían a Mariana: su bebe de 5 meses. La noche que los secuestraron de su casa, en el barrio Santa Lucía, el grupo de tareas abandona a la bebé en la casa de unos vecinos.

No fueron hechos aislados, sino que se configuraron dentro de una plan represivo que también se dio en el interior provincial y a nivel nacional. La pareja de Daniel Roberto también fue secuestrada en Córdoba junto a otros militantes.

Sus hijos, hijas y sus nietos y nietas siguen buscando a sus desaparecidos. La lucha sigue siendo la misma y atraviesa el tiempo, las generaciones y las metodologías. 

Desde la Red de Trabajadores de la Educación por la Memoria, "sostenemos que es necesaria la puesta en común con los alumnos y alumnas sobre este suceso, dentro de otras actividades que proponemos para mantener viva la memoria", dijo la profesora Fernanda Mendieta.

El grupo de docentes se conformó el año pasado durante el pedido que se organizó en el colegio secundario 5050 cuando solicitaron, a las autoridades del Ministerio de Educación de la Provincia, que tenga el nombre de "Verdad, Memoria y Justicia". Este año comenzó recién con la propuesta de actividades, las cuales debieron modificarse por la cuarentena que dejó sin clases presenciales a las escuelas y colegios.

 

"Queremos que la Memoria se trabaje en las aulas y apelamos al arte como disparador de actividades. Queremos agradecer a Balvina Ramos, a Gloria Sandoval y a Micaela García que nos brindaron sus coplas con la cual luego trabajamos", dijo la docentes Gabriela Nievas Moreno.

Para ver, recorrer y visitar las propuestas pedagógicas hay que visitar su página en Facebook: "Red de Trabajadores de la Educación por la Memoria". 

https://www.facebook.com/Red-de-Trabajadores-de-la-Educacion-por-la-Memoria-299030384375450/?ref=page_internal

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...