En barrio aborigen se abrió un nuevo  merendero

Desde hace tres semanas funciona con mucho sacrificio y a pulmón un merendero en el barrio Aborigen de Metán, en el que brindan mazamorra y arroz con leche a más de 50 niños wichi.

Se ha formado una comisión con 12 vecinos solidarios entre los que juntan lo necesario para dar los alimentos a los pequeños, por ahora, una vez a la semana.

El merendero funciona en un terreno del centro vecinal de la Misión Aborigen Wichi, ubicada en la zona norte de la localidad. Allí lograron colocar algunas chapas y los vecinos llevan mesas y sillas de sus casas para que los niños puedan estar cómodos.

Todavía hay mucho por hacer y los responsables están pidiendo la colaboración de vecinos y comerciantes para poder hacer funcionar el merendero a diario. También proyectan que pueda llegar a ser un comedor debido a la necesidad de las familias de escasos recursos de la zona.

"Queremos consolidar este merendero que solamente está funcionando una vez a la semana para brindarles mazamorra y arroz con leche a más de 50 niños de nuestro barrio", dijo a El Tribuno, Miguel Julián Chávez, quien es el presidente del centro vecinal del barrio Aborigen y también integra la comisión del merendero denominado "Horita Feliz".

"El terreno es del barrio y por ahora solamente hemos logrado colocar algunas chapas. Pero allí queremos construir nuestra sede social", destacó.

"Estamos pidiendo colaboración a los comerciantes, vecinos, instituciones y autoridades para juntar los insumos necesarios para darle la merienda a los chicos. También queremos preparar el almuerzo y ya hemos recibido una donación de fideos", dijo Chávez.

“Estamos necesitando mercadería, por ahora estamos haciendo postres y queremos comenzar a cocinar diferentes comidas para los chicos, como lo hacíamos antes. Por eso pedimos ayuda a la comunidad de Metán”, dijo Chávez. También pidió colaboración a los comerciantes, vecinos, instituciones y autoridades para juntar los insumos necesarios para darle la merienda a los chicos.
 

"Recién estamos comenzando, hace tres semanas que hemos iniciado con el merendero juntando entre los que estamos en la comisión lo necesario para preparar los alimentos. Hay mucha necesidad en nuestro barrio en el que viven unas 170 familias. No hay trabajo y todo está caro y sigue aumentando", destacó el presidente del centro vecinal wichi.

Los que deseen colaborar pueden llevar las mercaderías e insumos a la calle Lavalle 1225, donde reside Chávez, en el barrio Aborigen de Metán.

Ingresa agua a unas 20 casas

Chávez preside el centro vecinal desde septiembre pasado. "Entre nuestras prioridades está el proyecto de construcción de la sede y que se realicen obras para prevenir las inundaciones que sufren unas 20 familias cuando llueve fuerte", detalló.

"El agua entra a las casas y se forma una especie de laguna, por eso pedimos a las autoridades una solución. El problema es que en varios sectores el cordón está más alto que las casas y el agua no tiene salida", dijo Chávez.

Ayuda necesaria

"Entre los que integramos la comisión, que somos unas doce personas, estamos juntando las cosas para hacer postres, té y pan amasado para más de 50 niños. Por ahora, solamente lo podemos hacer una vez a la semana porque no contamos con lo necesario para hacerlo todos los días", dijo Rosa Alejandra Orquera, quien es coordinadora del merendero aborigen.

"Antes había otro merendero en nuestro barrio pero no se contaba con un lugar propio y cerró. También cuando dejó de abrirse el comedor de la parroquia San José en el que trabajaban las monjas muchas familias quedaron sin esa ayuda", destacó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...