Un bebé murió por un cuadro de bajo peso y deshidratación

Un bebé de un año y diez meses de una comunidad wichi de Rivadavia Banda Norte falleció el miércoles pasado, al momento de ser derivado de urgencia desde Santa Victoria Este hacia el hospital de Tartagal, donde ingresó a la guardia luego de superar un primer paro cardíaco. Poco después el bebé sufrió otro evento cardíaco del que no se pudo recuperar.
El menor tenía como antecedentes cuadros anteriores de desnutrición y al momento de su traslado desde el paraje Pozo La China evidenciaba una severa deshidratación y bajo peso, según confirmaron autoridades hospitalarias.
El alerta llegó al hospital de Santa Victoria Este desde el puesto sanitario del paraje, ubicado a unos 20 kilómetros de allí. Pese a la corta distancia, pero debido al estado de los caminos, las ambulancias tardan casi una hora en llegar. Ya en el hogar del menor, que vivía con sus padres y una hermanita de cinco años, quien también se vio afectada por un cuadro de desnutrición hace tiempo, los profesionales de salud observaron que el pequeño “no tenía sostén encefálico”, es decir que no podía sostener su cabeza por la debilidad.
“Estaba muy deshidratado, con bajo peso y muy débil, por lo que fue derivado de urgencia al hospital. Allí hizo un paro cardíaco, pero se lo pudo estabilizar y ante la urgencia se lo derivó a Tartagal, pese a la resistencia de los padres”, indicó el licenciado Carlos Soria, gerente del hospital de Santa Victoria Este.
Al momento de ser trasladado desde Pozo La China, el menor tenía un severo cuadro de deshidratación, agravado por diarreas. “Cuando ingresó por la guardia al hospital Juan Domingo Perón, el menor hizo un segundo paro del cual no lo pudieron salvar”, expresó Soria.
El profesional indicó también que el caso venía siendo monitoreado desde las comisiones de salud que salen a visitar los alejados parajes de Rivadavia Banda Norte que están integradas por un médico, un nutricionista, un enfermero y un agente sanitario.
“En su momento, cuando comenzamos a advertir que el cuadro de crecimiento se había estancado, quisimos hacer la derivación, pero la mamá se opuso. El padre tuvo que tomar la decisión para su traslado a Santa Victoria y luego del primer paro cardíaco tuvimos que recurrir a una facilitadora de Tartagal para convencer a la familia de que era necesario trasladarlo nuevamente. La madre se subió a la ambulancia. Muchas veces no quieren viajar por el problema del idioma”, expresó Soria.
 

Certificado oficial

El certificado de defunción estableció que el menor falleció como consecuencia de un paro cardíaco por hipopotasemia, deshidratación grave por diarreas intermitentes como consecuencia de una infección.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...