Para garantizar la presencialidad, colocan la segunda dosis a docentes

En burbujas, los alumnos salteños ya tuvieron más de dos meses de clases presenciales, con muy buenos resultados. Y para afianzar esta modalidad de trabajo el Gobierno de la Provincia comenzó a inocular al personal docente y no docente de las escuelas públicas y privadas con el segundo componente de la vacuna Sinopharm contra el coronavirus.

Ayer a partir de las 7 de la mañana se empezó a juntar gente en la avenida Sarmiento y General Güemes. Bien temprano se podía ver una larga fila que comenzó a llamar la atención de los transeúntes. La larga cola se debía a que el Gobierno provincial comenzó a aplicar el segundo componente de la vacuna Sinopharm a docentes.

En diálogo con El Tribuno, José Luis Angel, responsable de Comunicación Institucional del Hospital del Materno Infantil, comentó que el lunes se montó un centro de vacunación dependiente del área operativa norte en los salones del Centro Argentino (Sarmiento 271). "El espacio fue cedido de manera voluntaria y desinteresada", expresó.

Con respecto a las largas colas que se generaron, Ángel explicó que "la situación se generó por mensajes que se hacen virales respecto a que estaba abierta la vacunación, entonces se vino a la fila un montón de gente. La vacunación está prevista para los grupos de docentes y no docentes porque son los grupos que corresponden y hay 1.500 dosis disponibles de este componente en esta etapa para avanzar con estos grupos", expresó.

Detalló que la aglomeración se dio porque llegaron personas de manera espontánea a querer vacunarse porque se enteraron de que había un nuevo centro de vacunación.

El cronograma de vacunación para esta semana, del 10 de mayo hasta el 14, en el Centro Argentino de Socorros Mutuos (avenida Sarmiento y General Güemes) es de 1.500 inoculaciones de la segunda dosis de la vacuna Sinopharm. Los grupos vacunatorios están divididos en dos y se vacunan aproximadamente 300 personas por día.

El primer grupo corresponde a personal de dirección y gestión, personal de supervisión e inspección, docentes frente a alumnos y alumnas de nivel inicial (incluye ciclo maternal), nivel primario, primer ciclo (1´, 2´ y 3´ grado) y de educación especial.

Semana clave

Ayer también distintos sectores gremiales comenzaron a poner en duda la continuidad de las clases presenciales, por supuestos contagios de docentes, aunque no especificaron en qué lugar de la provincia se dieron los casos.

Al respecto, el secretario general de la Unión Docente Argentina (UDA), Guillermo Burich, explicó que "desde el gremio hay preocupación por la situación, ya que se están dando casos de COVID-19 en las escuelas. Por este motivo estamos realizando un relevamiento. Hay docentes aislados. Se activaron los protocolos y por eso hay inquietud".

Burich realizó declaraciones en un contexto de generalidades, sin marcar de forma puntual dónde están haciendo los relevamientos.

Cuando se cumplió un mes del inicio de clases, el Ministerio de Educación había informado -en ese momento- que tuvo que aislarse el 1,23% de los docentes que dieron clase y el 0,11% de los chicos que asistieron a las aulas. Al hacer el rastreo epidemiológico de los casos se detectó que la mayoría de los contactos estrechos de estos maestros y estudiantes se había dado fuera de la escuela. En aquel momento eran ínfimos los contagios.

A fines de abril pasado, el director de Gestión Clínica Pediátrica del hospital público Materno Infantil, Eduardo Calvo, le dijo a este diario que la escuela no es el lugar donde se contagian los chicos, sino que esto ocurre "a partir de un adulto que está enfermo y que transmite la enfermedad en la casa". Destacó que la población pediátrica tiene baja incidencia de positividad de coronavirus y que quienes tienen riesgos son los niños con comorbilidades.

Burich trató de poner paños fríos a las primeras declaraciones que hubo de algunos dirigentes de la Intergremial y afirmó que analizan el panorama epidemiológico y que "esta semana será clave para definir la situación".

Sin embargo, al ser consultado sobre si están de acuerdo con un paro respondió: "No estamos de acuerdo porque ya en 2020 muchos alumnos no tuvieron conectividad y quedaron fuera del sistema. El tema del acceso a internet es complejo. Hay zonas inhóspitas donde no hay cobertura".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...