Caso Salas: la examante de Cajal sostuvo que siguieron con relaciones tras el brutal crimen

En el transcurso de un año, antes y después del crimen de Jimena Salas, el análisis realizado en los movimientos telefónicos y cibernéticos de Sergio Vargas se puede evidenciar un patrón tendiente a visitar páginas pornográficas. Lo llamativo, según el investigador, fue que el mismo día del asesinato, cerca de las 21.50 el imputado abrió una nueva cuenta de Facebook -tenía cuatro cuentas en esa red social- y el día posterior al homicidio, por la mañana, ingresó a la web del diario El Tribuno. Es la única visita a una página de ese tipo, informativa, que realizó en todo ese tiempo.

Otro de los datos arrojados tras ese tipo de análisis, coincidente con lo que vienen declarando los testigos del barrio San Nicolás de Vaqueros, donde mataron de más de 50 puñaladas a Jimena Salas, fue que Vargas sí estuvo en horas de la mañana en dicho barrio o en esa zona, a pesar de que el imputado haya señalado que estuvo a partir de las 14 horas. Además, en ese mismo período, un año, a través de sábanas de llamadas detectaron que los desplazamientos geográficos de Vargas predominan en la zona sudeste de la ciudad, donde vivía, con lo cual tiene poca relación con su desplazamiento como vendedor ambulante.

Encuentros sexuales

En la Sala VII también declaró ayer quien durante seis años fue amante de Nicolás Cajal, una empleada de un comercio con sucursal en otras provincias, donde el imputado es gerente regional. La mujer sostuvo que trabaja en el lugar desde hace 15 años y se conocieron cuando "él llegó a Salta". Comenzaron a frecuentarse en hoteles alojamientos solo para tener relaciones sexuales. "Eran esporádicas", dijo ella, al igual que el acusado en sus declaraciones el primer día de audiencia.

Señalo que las relaciones primero eran en Salta y luego también fueron en Jujuy, luego de que a él lo designaran gerente regional. La relación siguió aún después del asesinato de Jimena Salas, "pasaron unos meses que no nos vimos y después él me llamó para que fuera a su casa", contó la testigo, ese día cuando la amante de Cajal llegó a la vivienda de Vaqueros las mellizas estaban durmiendo. En octubre o noviembre de 2017 o 2018 -no recordaba la fecha- se distanciaron a raíz de que el jefe de Cajal, en Buenos Aires, se enteró de su relación y le reclamó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...