“El secreto está en saber que soy parte del medio”

Chantal Chalita es ingeniera ambiental y da consultoría ambiental a empresas, especialmente a hotelería desde hace 10 años. Su desarrollo profesional se divide en el rubro social por medio de las redes sociales, talleres y conferencias para concientizar e impulsar a la sociedad a solucionar los problemas ambientalistas empezando por uno mismo. Hace poco más de cinco años que Chantal Chalita decidió involucrarse en el tema ambiental de lleno, llevándolo a las redes sociales con Green Me, su blog en el que habla sobre todos estos temas, además de contribuir a la creación del movimientos “Ambientalista Imperfecto”, con el que tuvo por objetivo romper con el estereotipo que existe en torno a este concepto. Así lo expresó durante la videconferencia que ofreció el pasado 8 de junio en a El Tribuno. 


Durante este encuentro, Chantal contó que todos los días, por medio de su plataforma, comparte tips de experiencias, proyectos de lo que están haciendo las personas para sumar este cambio. “Porque la sustentabilidad se vuelve un estilo de vida. Intento cambiar la mentalidad de las personas, que entendamos que la conciencia es saber que podemos hacerlo diferente y el medio ambiente es parte de la vida de nosotros. El medio ambiente es todo, somos nosotros y es supersencillo realizar esos tips. Apostarle el medio ambiente es apostarte a ti mismo”, expresó la ingeniera ambiental, que no solo expresa algunas de las acciones que se pueden concretar para cuidar el medio del que somos parte, sino también los practica y es un claro ejemplo de cómo, lentamente y paso a paso, se puede llegar a cambiar las “conductas mal aprendidas”. 

Sobre algunos de sus tips, Chantal destacó que el primer concepto para ser un ambientalista es entender que el medio ambiente somos nosotros y el segundo, para ver esas áreas de oportunidad donde todo es naturaleza transformada en cada objeto que tenemos; hasta los servicios conllevan algo de naturaleza. 

“Cuando entendés que es naturaleza transformada sabés que algún ecosistema tuvieron que transformar para el enchufe que usaste esta mañana. Entonces tengo que pensar qué puedo hacer para dejar de desperdiciar esa energía. Si ahorrás esa bolsa de supermercado, ahorrás dinero, y si desenchufás, dejás de usar energía. Para los ambientalistas la regla es consumir cada vez menos”, destacó durante el encuentro que mantuvo a través de la web con los salteños. 

Sin edades
 
Para esta ingeniera ambiental, no hay límite de edad para empezar y dar los primeros pasos en el cuidado del medio ambiente. Evitar usar bolsas de plástico, cambiar el auto por una caminata, comenzar a cultivar tus propias verduras, son ese granito de arena que entre muchos suma. 

Pero por supuesto que las nuevas generaciones llevan la delantera en muchas cuestiones. “Estas nuevas generaciones, a diferencia de las pasadas, entendemos el ciclo de vida de los productos. Nuestras generaciones traemos superarraigado, por ejemplo, de dónde viene un vaso y eso nos hace tomar mejores decisiones. Las generaciones pasadas pensaban en desarrollo, en la evolución, en generar y seguir creciendo, pero no pensaban en las consecuencias. Nos toca a nosotros tomar las medidas correctivas”.

Y detalló sobre cómo fue educando a generaciones mayores, en este caso a su madre: “Cuando intenté imponerme fue peor. Escuchaba a mi mamá decir ‘pero me voy a morir igual’, pero comencé a enseñar con el ejemplo y esto se vuelve un estilo de vida, agradable. Ahí mi mamá comprendió, comenzó a ayudarme a hacer bolsas de supermercado”, e invitó a las personas no solo a sumarse al ambientalismo, sino qué tanto podemos influir. A las mamás en las casas que tienen la decisión en las comidas; a los puestos de trabajo, ya que los directivos pueden hacer cambios, y en el caso de las maestras a enseñar a los alumnos. La educación ambiental es la carrera que más falta, que enseñemos con el ejemplo”, reiteró.

Sabiendo econonomizar

Chantal destacó que para llevar adelante proyectospara el cuidado del medio ambiente no es necesario pelear. “En mi caso particular, me resultó mucho más fácil crear proyectos desde empresas ya armadas, y entonces vendo el medio ambiente. Creo que no se debe pelear,sino trabajar en conjunto”, expresó la especializada en mercadotecnia,que también destacó que se que puede comprar o crear algunos productos que evitar el daño al medio ambiente sin gastar demasiado.

Uno de los ejemplos que dio fue usar los cepillos de cerda de bambú, que pueden resultar más caros ue lo de plástico, que es una un industria subsidiada, pero se puede ahorrar en el consumo de crema vegana que e mucho más barata. 

El marketing es parte del medio ambiente, y está de moda y hay gente que “está haciendo negocio con esto y está muy bien. Hay que aprender a reutilizar los productos que tenemos y lo más sustentable es aquello que ya tienes”, agregó Chantal Chalita. 


 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...