Peligros ocultos

Muchas veces nos preguntamos si la totalidad de los costos que se generan en una unidad económica, de cualquier dimensión y naturaleza, son incluidos en la evaluación al momento de determinar su rentabilidad.

Con seguridad y fruto de mi experiencia profesional puedo afirmar que existen costos que no son considerados a la hora de la toma de decisiones y que tienen una significativa incidencia al momento del cómputo de la rentabilidad o ganancia.

En este caso haré referencias a lo que la doctrina en costos denomina "los costos ocultos de los inventarios" que, por lo general, no son tenidos en cuenta en su totalidad.

En forma de una apretada síntesis y para que todos lo entiendan con claridad y puedan observar su comportamiento en cualquier pyme y micropyme, para actuar en consecuencia, haré referencias a cuáles son esos costos ocultos a analizar detalladamente:

1- Costo financiero derivado del mantenimiento de los bienes destinados a la venta, que se tiene en stocks a través del tiempo. Este costo se mide a través de la tasa de interés bancaria vigente al momento, sobre el monto del capital invertido en esos stocks, medido en forma mensual y sobre su valor de reposición. Esto se denomina, técnicamente, el "interés del capital propio invertido", un costo que debe ser imputado contablemente.

2- Costos operativos que surgen del manejo del stocks, como ser: recepción, control de calidad, almacenamiento, guarda, estiba, movimientos de inventarios, sueldos y cargas sociales del personal encargado de esas tareas; los vinculados con las transacciones con terceros (cargas, transporte), alquileres o depreciaciones, seguros de todo tipo necesarios, impuestos, gastos en servicios

3- Costos por pérdida de valor. La principal causante de estos costos es la inflación. Para su determinación es básico llevar un control de los precios de compra o valor de reposición de cada uno de los bienes en stocks. Para ello es necesario mantener una estrecha comunicación con los proveedores para poder minimizar los efectos de la pérdida de valor, procediendo a la actualización de los valores del stocks. Paradoja: el gobierno le pide a las empresas no incrementar los precios. Pregunta: ¿cómo hace el pequeño empresario para no descapitalizarse? No le queda otra alternativa que actualizar el valor de sus existencias y, como resultado, debe incrementar sus precios de venta.

4- Costos de devoluciones. En este caso corresponde analizar si la devolución es por fallas en el bien o si es por excesos de stocks del cliente. Según sea el caso, su cálculo es diferente para determinar la pérdida que provoca esta devolución.

5- Costos de obsolescencia. En este caso la baja del stocks constituye una pérdida para la unidad de negocio, por cuanto se convierte en un bien "no vendibles". Su cálculo es muy simple: los bienes obsoletos que se dan de baja, multiplicado por el costo de reposición de los mismos, da por resultado el monto a imputar como pérdida.

Pretendo describir en forma de síntesis y de la manera más sencilla posible lo que implica la cadena logística, tanto interna del abastecimiento (desde el ingreso al depósito de un bien destinado a la venta), como externa (desde su distribución o salida por transferencia a un tercero del bien).

Son numerosos los conceptos que integran los llamados costos ocultos de los inventarios y la incidencia de los costos que generan son muy significativos, deben ser analizados, controlados y reducidos para cuidar la rentabilidad de la unidad de negocio.

El tiempo que demanda su atención, vale la pena.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...