El Gobierno pidió a  los empresarios que  el "plan platita" no  se licue con inflación

Que el "plan platita en los bolsillos" sirva para comprar más, no para pagar precios más altos. Ese fue el mensaje que ayer el Gobierno les transmitió a empresarios de supermercados y empresas que producen artículos de consumo masivo, durante una reunión que mantuvieron.

En el encuentro también acordaron la renovación de Precios Cuidados, en busca de evitar que la inflación en alimentos impacte fuerte sobre los precios en las góndolas.

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, se reunió con directivos de las grandes cadenas de supermercados que integran la Asociación de Supermercados Unidos, y de centrales empresariales que engloban a productoras de alimentos.

Voceros de la Secretaría indicaron que el Gobierno busca que la recomposición de los ingresos a través de las paritarias fortalezca el poder adquisitivo de los salarios y no se traduzcan en suba de precios de los bienes y servicios básicos que licuen las mejoras salariales.

El Gobierno renovó el programa de precios en julio pasado, con un aumento del 5%, que establece una canasta de productos con valores de referencia en las góndolas de los grandes supermercados.

En la reunión se analizó el ajuste de precios que tendrá el programa en la nueva renovación que vence el 5 de octubre próximo y que se prolongaría hasta fin de año.

El Gobierno insistiría en que el nuevo ajuste sea inferior al 5% para los último trimestre, pero el sector empresarial pide una actualización mayor.

La inflación acumulada entre julio y agosto fue del 5,5% y aún resta conocer el aumento de septiembre, con lo que el aumento pactado por la última renovación será superada.

La inflación de alimentos acumulada desde diciembre del año pasado alcanza al 32,6%, pero los ajustes en Precios Cuidados a lo largo del año están por debajo de la inflación minorista.

Español retomó, tras las últimas elecciones, durante la semana pasada, reuniones con los empresario supermercadistas y de empresas del sector de consumo para analizar la actualización de precios del programa y evitar que el aumento nominal de la inflación se traslade a las góndolas.

El Gobierno mantiene el programa Precios Cuidados, pero el de Precios Máximos, que había creado al iniciarse la cuarentena en 2020, fue eliminado en junio pasado.

Más ventas

La reunión del Gobierno con los supermercadistas para frenar la inflación fue paralela al informe del Indec que dio cuenta de que las ventas por cantidades en las cadenas de supermercados aumentaron 4,2% en julio y en los autoservicios mayoristas 7,9% en forma interanual.

En los centros de compras las ventas crecieron 285,7% en el mismo período, debido a la baja base de comparación, ya que en julio del 2020 caían 83% interanual, por las restricciones por la pandemia.

Las ventas a precios corrientes, es decir midiendo el impacto de la inflación, alcanzaron en los súper los $ 125.664,2 millones, lo que significó un incremento de 54,9% interanual. En los autoservicios mayoristas las ventas sumaron $ 21.314,6 millones, con un alza interanual del 54,9%.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...