La tremenda historia de vida de un futbolista de Primera: asesinaron a sus tres hermanos

Luis Torrén, hermano de Miguel, defensor y referente de Argentinos Juniors, murió ayer en el hospital donde se encontraba internado desde el 25 de agosto pasado, cuando había sido herido en un ataque a balazos en un barrio de Rosario.

La víctima fue trasladada al Hospital de Emergencias, donde los médicos constataron que presentaba seis heridas de arma de fuego en la zona del abdomen y el tórax, por lo que fue intervenido quirúrgicamente. Peleó por su vida durante 13 días, hasta que finalmente falleció.

El futbolista, de 33 años, se enteró de la noticia tras participar en el empate del lunes entre Argentinos y Estudiantes por la Liga Profesional. Y compartió su dolor en las redes.

“Peleaste hasta donde pudiste. Allá arriba te vas a encontrar con mamá, papá y tus otros dos hermanos, y van a volver a estar juntos con Dios. Siento un dolor inmenso con tu pérdida, pero voy a seguir jugando a la pelota como vos me decías”, rezó su desgarradora carta.

El zaguero ya había sufrido la muerte de otros dos de sus hermanos, también asesinados: Gabriel Torrén murió el año pasado tras recibir una dura golpiza. Y en 2010, Walter fue ultimado de un disparo en una cancha de fútbol barrial.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...