Un escándalo con fuertes costos para el oficialismo

La fuerte disputa que oficialismo y oposición protagonizaron en la Cámara de Diputados podría costarle caro al Gobierno. Con los ánimos más que caldeados, el cuerpo legislativo quedó paralizado y sin aviso de reactivación, lo que impide la sanción de un paquete de leyes que el ministro de Economía, Sergio Massa, reclama para antes de fin de año.

Una de las iniciativas que quedó pospuesta es la reforma de la ley de prevención y persecución contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo. El Gobierno envió la iniciativa en junio pasado con el fin de adaptar la legislación argentina a los requerimientos del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que el próximo año realizará una auditoría sobre el sector público y privado argentinos para evaluar la efectividad en la prevención del lavado de dinero.

El oficialismo aceleró en los últimos días el debate del proyecto luego de que Massa avanzara en la firma del acuerdo con Estados Unidos para que la AFIP reciba información sobre las cuentas de argentinos sin declarar que existan en ese país.

La iniciativa, que propone entre otras cosas dotar a la Unidad de Información Financiera (UIF) de autonomía y autarquía funcional, administrativa, económica y financiera, está pendiente de dictamen en las comisiones de Legislación General y Legislación Penal y Finanzas de la Cámara de Diputados.

Moratoria previsional

Otro de los proyectos del oficialismo que queda a medio camino es el que propone instrumentar un nuevo plan de pago de deudas previsionales antes de que venza, a fin de este año, la actual moratoria previsional. Desde Anses estiman que sin esta ley unos 800.000 adultos mayores no podrán jubilarse y deberán recurrir a la PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor), que equivale al 80% de una jubilación mínima.

La iniciativa, impulsada por la titular de la Anses, Fernanda Raverta, y el kirchnerismo en el Congreso, plantea un plan de pago para que las personas en edad jubilatoria y prejubilatoria que no tengan los 30 años de aportes puedan precancelar deuda previsional. Ya cuenta con media sanción del Senado y en la Cámara Baja el oficialismo logró aprobar el dictamen respectivo con la expectativa (ahora incierta) de convertirlo en ley antes de fin de año.

En la agenda de los asuntos pendientes figura, además, el demorado proyecto de agroindustria, iniciativa que elaboró el Gobierno con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), espacio conformado por más de 60 entidades del sector. Apunta a consolidar por medio de una serie de beneficios fiscales el desarrollo de la cadena sectorial a partir de la promoción de nuevas inversiones, al tiempo que proyecta la creación de 700.000 nuevos puestos de trabajo hasta 2030, cuando vencerá el programa.

 Los K quieren expulsar a Ritondo

El Frente de Todos pidió ayer la expulsión de Cristian Ritondo de la Cámara de Diputados luego de los gestos obscenos que realizó el jueves contra la presidenta del cuerpo, Cecilia Moreau.

En medio de un fuerte rechazo de parte del oficialismo y el Gobierno nacional, la diputada Mara Brawer presentó un proyecto de resolución para pedir la expulsión del titular de la bancada del PRO. En el texto, la legisladora argumenta el reclamo en "inhabilidad moral" y por haber incurrido en la violación de la Constitución Nacional y la Convenció Interamericana sobre la Violencia contra la Mujer.

"La H. Cámara de Diputados de la Nación resuelve: Expulsar, en los términos del Artículo 66 de la Constitución Nacional, al Sr. Diputado Nacional Cristian Adrián Ritondo, por la causal de inhabilidad moral sobreviniente, en razón de haber incurrido en actos que implican una violación a la Constitución Nacional (Articulos 36, 37 y 67), a la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer ´Convención de Belém do Pará´, y a la Ley N°26.485 de Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en los que desarrollen sus relaciones interpersonales", indicó el proyecto. Brawer expresó: "Los gestos obscenos y degradantes de violencia machista y los dichos xenófobos e insultos del diputado Ritondo son un límite que no debemos traspasar y que no vamos a dejar impune".

El jefe de la bancada del PRO hizo un gesto obsceno con sus manos antes de retirarse del recinto este jueves cuando Juntos por el Cambio reclamó que la sesión que estaba en curso era inválida porque no había empezado a tiempo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...