VIDEO. Zanchetta, el primer obispo en llegar a juicio acusado de abuso

Hoy arrancará en Orán el juicio contra el sacerdote Gustavo Zanchetta, quien se convertirá en el primer obispo del país en sentarse en el banquillo acusado de abuso sexual.
Zanchetta llegó al país, desde el Vaticano, acompañado por su abogado canónico, Javier Belda Iniesta. El cura está imputado por abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido en perjuicio de los exseminaristas G.G.F.L. y C.M.
Las audiencias orales tendrán más de 20 testigos y se desarrollarán desde hoy y hasta el viernes 25 en la Sala II del Tribunal de Juicio de la ciudad norteña, compuesto por los jueces María Laura Toledo Zamora, Raúl Fernando López y Héctor Fabián Hoyos. Los magistrados decidieron que el juicio se realice a puertas cerradas, sin prensa.
Los hechos que se deben juzgar fueron denunciados primero ante la Iglesia Católica. En 2016 cinco sacerdotes elevaron una acusación formal contra su entonces superior ante la Nunciatura. En aquella denuncia se lo acusaba a Zanchetta de autoritarismo, desmanejos económicos con propiedades eclesiásticas y abusos sexuales que habrían sucedido en el seminario San Juan XXIII.
Zanchetta estuvo frente al obispado oranense durante cuatro años, entre julio de 2013 y el mismo mes, pero de 2017. Allí intervino, como mediador, en diferentes conflictos sociales. Su sorpresivo alejamiento de la diócesis se comunicó oficialmente como “un problema de salud”. Posteriormente Zanchetta fue designado en el Vaticano como asesor en la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólical (APSA), cargo que mantiene hasta hoy.


Luego de una investigación de El Tribuno -donde se daba cuenta de las denuncias contra el cura-, el papa Francisco ordenó la apertura de un juicio canónico y aseguró que nada se sabía de las denuncias por supuestos delitos económicos o abusos sexuales cuando Zanchetta fue designado en el Vaticano. Aunque, el Sumo Pontífice no explicó cómo es que, existiendo tantas denuncias anexadas al mismo documento que mostró este diario, solo haya recibido tan solo la parte que “hablaba de una mala relación con el clero”, como afirmó a medios internacionales. 
La causa se inició en 2019 a raíz de una publicación de este matutino y en ese momento la tomó de oficio la fiscal penal de violencia de género Soledad Filtrín. Por esos delitos, el exobispo podría tener entre 3 y 10 años de prisión. Si bien los sacerdotes habían denunciado internamente supuestos abusos a varios seminaristas, los que finalmente denunciaron en la Justicia civil fueron dos.
Además del juicio por abuso, hay otros dos procesos judiciales abiertos contra el religioso, ambos investigan posibles fraudes al Estado mediante subvenciones estatales. Uno de ellos lleva 12 años en la justicia de Berazategui, por denuncias en Quilmes, la diócesis en la que Zanchetta estuvo 20 años antes de llegar a Orán. La otra está en Salta y por ella se allanó el Arzobispado.
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...