El “sirenazo” que anunció la creación de la UNSa

Para ser exacto, el 15 de abril pasado, hizo cincuenta años que el entonces presidente de facto, General Lanusse, dijo en una esquina de la plaza 9 de Julio: “En menos de un mes se creará la Universidad de Salta”. Lo hizo ante un grupo de universitarios a quienes previamente había invitado al Salón Blanco de la Casa de Gobierno. Al rechazar estos el convite, le dijeron al militar que en todo caso él bajara a la plaza. Lanusse aceptó, bajó, cruzó la calle, encaró al grupo y allí les espetó la buena nueva. De inmediato el anuncio fue transmitido a la redacción de El Tribuno y cuando aún Lanusse dialogaba con los allí reunidos, comenzó a ulular la sirena del diario desde lo alto del Hotel Victoria Plaza. Lanusse, sorprendido preguntó ¿qué es eso? Un periodista cercano le dijo: “Es la sirena de El Tribuno” a lo que el militar exclamó: “¡Un sirenazo!”.
Efectivamente, la sirena de El Tribuno ese día ululó para anunciar la próxima creación de la Universidad Nacional. Un objetivo por el cual se había luchado a las duras y las maduras a lo largo de dos décadas. El sueño que había surgido en 1949 con la primera casa universitaria en Salta, ahora parecía estar por concretarse.
Minutos después, las pizarras de El Tribuno en Zuviría 20, daban la noticia mientras cientos de personas se agolpaban en el lugar. A poco, las emisoras locales, LV9 Radio Güemes y LRA 4 Radio Nacional Salta, difundían la noticia a toda la provincia y al país.
Pero no todo era certeza. Luego que Lanusse pusiera plazo a la creación de la UNSa, uno de sus interlocutores le espetó: “¡Esperamos que sea cierto...!” a lo que el militar, siempre sonriente, reafirmó su promesa. Dicho esto, se alejó raudamente para abordar el automóvil que lo llevaría a Cabra Corral.

 Pasos previos 

Después que a fines de marzo la Comisión de Factibilidad entregara en Buenos Aires estudios y el proyecto de ley de creación de la Universidad, aquí en Salta los grupos promotores vivieron tiempos de angustia. Temían que los poderosos sectores que por años se habían opuesto a la creación de la casa estatal, operaran en lo más alto del poder con el fin de impedir o retardar la concreción. Ejemplos de postergaciones históricas en Salta había muchas y de ahí el temor que el proyecto corriera la misma suerte. En 1972 aun estaban frescos los proyectos retardados o desechados como el Ferrocarril Trasandino del Norte (Huaytiquina) cuya construcción tardó 43 años; Cabra Corral con más de 60 años de retraso, o el nunca concretado aprovechamiento del río Bermejo, meneado en innumerables campañas electorales. Con estos antecedentes y otros largos de detallar, los promotores de la universidad tenían que lidiar para vencer incertidumbres propias de una época políticamente difícil. 

Proselitismo 

Pero pese a todos los contratiempos, el flamante Frente Provincial Pro Universidad, presidido por el Ing. José Dionisio Guzmán, comenzó a trabajar para exigir la pronta aprobación de la ley. Y así fue que la sede de la Facultad de Ciencias Naturales (Bs.As. 177) y la de los gremios docentes, empleados públicos y CGT, se transformaron en verdaderos centro de operaciones de los que estaban dispuestos a dar el último empujón. Casi a diario había reuniones a las que asistían dirigentes estudiantiles, gremiales, de asociaciones profesionales, vecinales y empresarios. Todos tramaban el modo de apurar la ley de la Universidad.

  Vista del edificio de la universidad.

Fue en ese clima casi proselitista, que el 10 de abril, el Dr. Arturo Oñativia informó que el Ministerio de Educación de la Nación había aprobado el proyecto de ley y que ya estabaen el estudio del presidente Lanusse. A esa noticia se sumó el parte de prensa del Gobierno provincial que anunciaba que el 15 de abril llegaría a Salta el presidente Lanusse para inaugurar el embalse General Manuel Belgrano en el Cabra Corral, departamento La Viña. 

 Movilización

La información de la casi inminente presencia de Lanusse en Salta, alertó al Frente Provincial Pro Universidad. Todos coincidían que había llegado el momento de exigir públicamente la creación de la UNSa y que para ello, tenía que ponerse como se dice, “toda la carne en el asador”. Había que hacer pasacalles, carteles, pintar postes y alcantarillas por donde la comitiva se desplazaría, desde el aeropuerto hasta la ciudad y de ahí hasta Cabra Corral. Además, y pese a la prohibición militar, organizar concentraciones y marchas, tratar de acceder al aeropuerto para desplegar pasacalles y si se podía, pintar algún cartel como finalmente se hizo en una de las plataformas de la aeroestación.
Fue entonces que llegó el valioso aporte de empresarios que apoyaron la creación de la Universidad Nacional. La familia Levin, propietaria de La Veloz del Norte, facilitó movilidad para que un contingente estudiantil llegara a Estación Alvarado y allí pudiese desplegar un pasacalle. La familia Zeitune, de tienda San Juan, proveyó lienzo para la confección de pasacalles y carteles, y Roberto Briones de “El Cardón” aportó pintura al igual que don Roberto Sodero. Además, el 15 de abril El Tribuno editó un suplemento especial donde participaron 57 firmas entre comercios, empresas, gremios, entidades empresarias y asociaciones profesionales.

 Lanusse en Salta

El general Alejando Lanusse arribó al aeropuerto El Aybal casi a las 10 de la mañana. Lo hizo en el avión presidencial “Patagonia” y al pie de la escalerilla lo recibió el gobernador Ricardo Spangenberg. A poco, se cumplieron los actos protocolares de rigor junto a los generales López Aufranc y Della Croce, en tanto la banda de música de la Guarnición local ejecutaba la marcha Ituzaingó. Concluidas las ceremonias el presidente Lanusse junto al gobernador Spangenberg, abordaron el automóvil que los conduciría a la Casa de Gobierno. Luego de tomar la ruta 51, en el paso a nivel de Estación Alvarado, ocurrió el primer encuentro con estudiantes que portaban un pasacalle donde se podía leer “Universidad para Salta”. Habían llegado por el viejo camino a Campo Quijano (hoy calle Gato y Mancha). El coche oficial aminoró la velocidad y sin detenerse se encaminó hacia el centro por avenida Paraguay mano izquierda, para poder ingresar a la ciudad por calle Jujuy. Desde la avenida San Martín ya se pudo advertir la presencia de gran cantidad de gente que con carteles o a viva voz pedía la creación de la UNSa. Fue en la esquina de Jujuy y Caseros donde Lanusse hizo detener el coche y por la ventanilla les dijo a los manifestantes que la Universidad de Salta comenzaría a funcionar en enero de 1973. Luego continuó su marcha hasta la Casa de Gobierno donde se había congregado una gran cantidad de gente que agitaba carteles, pasacalles y con cánticos pedía la Universidad Nacional.

 Audiencias

Finalmente el general Lanusse junto al gobernador Spangenberg y miembros del gabinete, recibieron a integrantes de la Comisión de Factibilidad y del Frente Provincial Pro Universidad Nacional. Por la primera asistieron el decano Ing. Roberto G. Ovejero, el Lic, Héctor Maletta y la estudiante señorita Silvia Saravia. Por la segunda entidad, el exvicegobernador Ing. José Dionisio Guzmán y don Néstor G. Ajalla. En la reunión, tanto Ovejero como Guzmán plantearon la necesidad que tenía Salta de contar con una universidad estatal. “Estamos en el umbral de uno de los anhelos más caros de la Provincia, la concreción de la Universidad Nacional de Salta”, agregó el decano Ovejero.
Y mientras la audiencia se desarrollaba en los altos de Mitre 23, abajo el clamor de la gente se escuchaba nítidamente: “¡Universidad Nacional! ¡Universidad Nacional! Esto hizo que Lanusse comentara a sus interlocutores: “Me dicen que abajo el clamor es más exigente, quieren el numero del decreto. Eso será después, pero les repito, se creará antes del 15 de mayo...”. Al concluir la reunión Lanusse bajó a la calle y caminando enfiló hacia donde estaba el grupo estudiantil. Se dirigió a uno de ellos y le dijo: “La Universidad de Salta se creará antes del 15 de mayo...”. Dicho esto, se estableció un breve dialogo que concluyó cuando el general Lanusse se retiró para dirigirse a Coronel Moldes e inaugurar el dique Cabra Corral. Y efectivamente, antes del mes, el gobierno nacional dictó la Ley 19.633 mediante la cual      creó la Universidad Nacional de Salta el 11 de mayo de 1972.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...